México participará en la cumbre por el clima del próximo 22 de abril convocada por el presidente estadunidense, Joe Biden, informó el canciller, Marcelo Ebrard, tras reunirse con el enviado presidencial de Estados Unidos para el clima, John Kerry.

«Espléndida conversación con John Kerry, enviado presidencial de Estados Unidos para el clima. México estará presente en la cumbre virtual del 22 de abril propuesta por el presidente Biden al Presidente López Obrador. Se construye una muy buena relación bilateral», explicó Ebrard en Twitter.

La Secretaría de Relaciones Exteriores indicó paralelamente que se trató de una «fructífera reunión» entre el canciller y Kerry.

«Ambos países acordamos trabajar en conjunto a favor del medio ambiente y contra el cambio climático. La relación entre México y Estados Unidos se fortalece», describió la secretaría.

El 22 de abril, cuando se celebra el Día de la Tierra, Biden acogerá una cumbre global sobre medioambiente, con lo que subrayará la vuelta de Estados Unidos al esfuerzo internacional para reducir las emisiones de carbono.

Desde la campaña electoral, el demócrata dejó claro que una de sus prioridades sería el cambio climático, junto a la lucha contra la pandemia, la recuperación económica y las desigualdades sociales.

De hecho, el mismo día de su investidura, Biden ordenó el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París contra la crisis climática, del que su predecesor Donald Trump había retirado al país previamente.

Junto a Marcelo Ebrard, estuvieron presentes en la reunión por parte mexicana la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Martha Delgado, y el director general y encargado de despacho para América del Norte, Roberto Velasco.

El propio Velasco destacó en su cuenta de Twitter que fue una «muy buena conversación» entre el canciller y Kerry, además de enfatizar el compromiso de México para «buscar alternativas para fortalecer la cooperación con Estados Unidos contra el cambio climático».

El gobierno mexicano tiene varios frentes abiertos en materia climática, toda vez que busca reflotar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la refinación de crudo, además de intentar potenciar la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por encima de empresas privadas que producen energía renovable con la reforma eléctrica, aprobada por el Senado.

En la última semana ha habido, con la de este viernes, tres reuniones entre los gobiernos de México y Estados Unidos, incluida una cumbre entre presidentes, en el inicio de las relaciones bilaterales entre las administraciones de Biden y López Obrador.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir