Nueva Zelanda levantó la orden de evacuación por tsunami el viernes en varias zonas costeras tras declarar que las «mayores olas han pasado» tras una serie de potentes sismos registrados en el mar.

«Toda las personas desalojadas pueden regresar», dijo la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias, que ordenó a cientos de miles de residentes ponerse a salvo en las zonas altas tras una serie de temblores registrados el viernes.

La orden de evacuación se fue emitida luego de que Nueva Zelanda se enfrentó a una serie de terremotos, siendo el más fuerte uno de magnitud 8,1 en las islas Kermardec, a unos 960 kilómetros al norte de la ciudad de Auckland.

Este poderoso terremoto provocó que el Centro de Alertas de Tsunamis del Pacífico (PTWC) emitiera un aviso por tsunami, el cual  se produjo horas después de otro seísmo de 7,4 grados de magnitud también cerca de las islas Kermardec y otro de 7,3 a 178 kilómetros al noreste de Gisborn, en la Isla Norte del país.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir