El sacerdote Aristeo Trinidad Baca fue sentenciado a más de 34 años de prisión por violación y abuso sexual agravado en contra de una niña de 8 años, quien  en 2015 era monaguilla en la Parroquia Santa María en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde él oficiaba misa.

En una audiencia celebrada el día de hoy, un Tribunal de Enjuiciamiento en Ciudad Juárez impuso una pena de 11 años un mes por cada hecho de violación más 6 años 4 meses el abuso sexual cometidos contra la afectada, por lo que la sentencia fue de 34 años 5 meses y 10 días de prisión.

Durante el proceso, al menos 20 testigos rindieron declaración con lo que la Fiscalía Especializada de la Mujer demostró la culpabilidad del sacerdote en al menos tres agresiones cometidas en contra de la menor entre 2015 y 2018.

La dependencia estatal advirtió que presentará un recurso legal para que se revise la sentencia, ya que está en desacuerdo con el tiempo que se le fijó, por lo que busca que se aumente.

También apelará que incremente la reparación del daño para que se cubran de manera integral los aspectos que marca la legislación en materia de víctimas. Al sacerdote se le fijó que deberá pagar 59 mil 129 pesos por este concepto.

El caso fue denunciado en 2019, luego de que la familia notó un cambio de actitud de la menor hacia el sacerdote.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir