Estados Unidos anunció la suspensión de los ensayos clínicos sobre un tratamiento con plasma a pacientes de covid-19 realizados en sus institutos nacionales, debido a que los resultados intermedios no mostraron beneficios.

Los ensayos de ese procedimiento, que implica la transfusión de plasma de personas curadas de covid, habían comenzado en agosto.

Poco más de 500 personas participaron en estudio luego de presentarse en la sala de emergencias de un hospital con síntomas leves o moderados de covid-19, que no requerían internación. Los escogidos presentaban también factores de riesgo como obesidad, hipertensión, diabetes o cardiopatías.

Algunos recibieron el plasma de curados del covid y otros un placebo. Los investigadores registraron luego la cantidad de personas que requirieron atención adicional de emergencia o murieron en los siguientes 15 días.

Un comité que evaluó los datos determinó que «si bien el plasma convaleciente no causó ningún mal, es improbable que haya beneficiado al grupo de pacientes» estudiado, dijeron los institutos estadunidenses de salud (NIH) en un comunicado.

El llamado plasma de convaleciente es la parte líquida de la sangre de un paciente curado que concentra los anticuerpos producidos para enfrentar el virus tras la infección.

Ya a fines de octubre un estudio realizado en India y publicado en la revista médica BMJ concluyó que ese tratamiento tenía una «limitada eficacia».

Según los científicos, no logró reducir la mortalidad ni impedir el agravamientode las condiciones de pacientes con síntomas moderados.

Más de 100 mil personas recibieron ese tratamiento en Estados Unidos desde el comienzo de la pandemia y muchas más en el resto del mundo, según los NIH.

A fines de agosto, y por demanda del entonces presidente Donald Trump, la agencia estadounidense de medicamentos (FDA) autorizó de urgencia el tratamiento con plasma.

El entonces director de la FDA, Stephen Hahn, admitió después en una conferencia de prensa junto a Trump haberse equivocado al haber citado cifras que en gran medida sobrestimaron los beneficios del tratamiento.

Recientemente la FDA restringió su autorización de urgencia solamente el plasmacon una alta concentración de anticuerpos y para pacientes hospitalizados con grados poco avanzados de la enfermedad o escasa capacidad para generar anticuerpos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir