El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el viernes para hablar sobre Birmania, a petición de Reino Unido, informaron este martes fuentes diplomáticas.

El encuentro será a puerta cerrada a las 15:00 GMT, según lo propuesto por Londres, país encargado en la ONU de la crisis en Birmania, donde los militares dieron un golpe de Estado el 1 de febrero.

El Consejo de Seguridad ya se reunió un día después del golpe. En aquella ocasión, expresó su «profunda preocupación» por lo ocurrido y, en un borrador de declaración, reclamó la «liberación de todos los detenidos», incluida la derrocada líder civil Aung San Suu Kyi.

La misión diplomática de China ante la ONU, tradicionalmente reacia a que el Consejo de Seguridad discuta sobre Birmania, dijo a la AFP el lunes que había un «acuerdo general entre los miembros del consejo (…) sobre el hecho de que pronto habrá una reunión sobre Birmania».

Las fuerzas de seguridad birmanas dispararon este martes munición real y gas lacrimógeno contra los manifestantes antigolpistas, dejando varios heridos, tres muy graves, mientras aumenta la presión internacional contra la junta militar por su sangrienta represión.

El país vive desde el golpe protestas masivas para exigir la liberación de Suu Kyi, a lo que las fuerzas de seguridad responden con una represión cada vez más violenta.

El domingo fue el día más sangriento desde el golpe y la ONU informó de al menos 18 manifestantes muertos en todo el país. La AFP confirmó de forma independiente 11 muertes.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir