El expresidente del Futbol Club Barcelona, Josep María Bartomeu, fue detenido este lunes por agentes de la policía catalana, los Mossos d´Esquadra, que también han entrado a las oficinas del Camp Nou y detenido a tres directivos del club, en el marco de la investigación del “Barcagate”, un caso de corrupción entre la entidad deportiva y particulares.

La investigación se enfoca en la contratación de la directiva del club de Bartomeu de I3 Ventures, una sociedad del empresario argentino Carlos Ibáñez, que se utilizaba para desprestigiar y difamar a personas o entidades del entorno azulgrana que no eran afines a la junta directiva de Bartomeu.

Las estrellas del club Leo Messi y Gerard Piqué fueron algunos de los objetivos atacados por esa trama.

El club pagó un millón de euros para la “defensa reputacional en las redes sociales del presidente, la junta directiva y la marca” Barca, sin embargo, la factura se dividió entre diferentes departamentos para que cada una fuese inferior a 200 mil euros, lo que evitó que los contratos tuviesen que pasar por la aprobación de la junta directiva, adelantó la Cadena Ser.

Al mediodía del lunes continuaba la inspección en la sede del club azulgrana, en Barcelona, la cual empezó a primera hora de la mañana.

El club está actualmente presidido por una gestora a cargo del banquero Carlos Tusquets.

Los agentes del área de investigación entraron a los departamentos de Finanzas, Legal y Compliance (de buenas prácticas empresariales), donde fueron detenidos Òscar Grau y Román Gómez Ponti, directivos ejecutivos y jurídico del club, respectivamente.

El expresidente del club, Josep María Bartomeu, fue detenido en su vivienda.

La investigación está a cargo del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, desde donde surgió la orden a los Mossos para el ingreso e inspección en el club y las detenciones. El caso sigue bajo secreto de sumario.

La policía investiga desde hace meses este caso de corrupción entre particulares y la administración desleal de Bartomeu, quien dimitió en octubre de 2020, antes de que se votase una moción de censura de los socios contra él.

En ese momento ya existían suficientes indicios de que el presidente del Barca había contratado a sociedades opacas para lanzar campañas mediáticas contra jugadores y opositores.

La detención de Bartomeu y directivos del club se produce en la recta final de la campaña electoral para renovar la presidencia del Barca, precisamente para suplir al hoy detenido.

Los aspirantes son Joan Laporta, quien ya fue presidente del club, Victor Font y Toni Freixa.

 

 Esta nota originalmente se publicó en Proceso

 

Compartir