Esta mañana arribaron, procedentes de China, 800 mil dosis de la vacuna contra el Covid-19 desarrollada por el laboratorio SinoVac, las cuales fueron recibidas en el aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por el canciller Marcelo Ebrard y el embajador chino Zhu Qingqiao.

Al recibir las vacunas el responsable de la diplomacia mexicana destacó que fueron negociadas con la nación asiática cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador estaba convaleciente de la enfermedad.

“Estando nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador convaleciente de Covid le llamó personalmente al embajador de China en México para pedirle su apoyo, comentarle que no se estaban recibiendo las vacunas con los tiempos previstos y que le pedía el apoyo personal y especialmente de la República Popular China para que México pudiera contar con un millón de dosis adicionales de alguna de las vacunas chinas antes de que terminara febrero”, explicó Ebrard.

Reconoció que se veía muy difícil de lograr, ya que llegó un momento en que la mayor parte de los países del mundo no había recibido siquiera una sola vacuna, una dosis.

Sin embargo. Destacó que, a partir de esa llamada, el embajador Qingqiao se movilizó y la empresa SinoVac confirmó que enviaría un millón de dosis antes de que terminará febrero.

En un primer embarque se recibieron 200 mil que ya se aplicaron a adultos mayores de municipios con alta marginación en el Valle de México, y el día de hoy llegaron 800 mil más que serán aplicadas en los próximos días.

“Para nosotros va a ser muy importante porque nos ayuda a mantener el ritmo del plan de vacunación que ha diseñado el gobierno de la república y que como ustedes saben cada vez tiene mayor amplitud afortunadamente en todo el país”, destacó Ebrard.

Por último, consideró que más allá de su representación diplomática el embajador chino ha demostrado ser un leal y muy bien amigo.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

 

Compartir