Coinbase, el mercado de intercambio de criptomonedas más grande con sede en Estados Unidos, reveló el tamaño de su negocio por primera vez en documentos para una muy esperada salida a bolsa que ocurrirá durante un mercado en auge para bitcoin y otras monedas digitales.

Coinbase generó mil 300 millones de dólares de ingresos el año pasado, en comparación con 534 mdd el año anterior, lo que le permitió a la compañía obtener utilidades de 322 millones en 2020 después de perder 30 mdd en 2019, de acuerdo con los documentos que presentó a los reguladores de valores de EU.

El debut de la compañía en los mercados públicos, el primero para un gran mercado de intercambio de criptomonedas de EU, quizá se ubique como una de las salidas a bolsa más grandes de este año en nuevas tecnologías y marcará un hito para los patrocinadores del sector emergente. Coinbase tiene el objetivo de salir a bolsa a finales de marzo, dijo una persona familiarizada con la forma de pensar de la compañía.

Los inversionistas públicos recientemente compraron acciones de nuevos participantes en el mercado como Airbnb y DoorDash, lo que impulsó un aumento de las salidas a los mercados públicos que generó comparaciones con la burbuja de las puntocom de 2000.

Coinbase presentó documentos para una salida a bolsa directa en lugar de la tradicional oferta pública inicial, lo que significa que no recaudará capital adicional cuando se haga pública.

Brian Armstrong, director ejecutivo de Coinbase, advirtió que los posibles inversionistas deben esperar volatilidad en las finanzas de la compañía.

“Podemos obtener una utilidad cuando los ingresos son altos, y tal vez perdamos dinero cuando los ingresos son bajos, pero nuestro objetivo por el momento es operar la compañía aproximadamente en el punto de equilibrio, que se suavice con el paso del tiempo”, escribió Armstrong en una carta.

Casi todos los ingresos de Coinbase se generaron por las cuotas de transacciones el año pasado, se señaló en el documento, y se destacó la dependencia que tiene la compañía de las cuotas de operación de criptomonedas.

Las acciones de la compañía recientemente cambiaron de mandos en los mercados privados a precios que le otorgarán una valoración de cerca de 100 mil millones de dólares, de acuerdo con personas con información de las operaciones, hasta 8 mil mdd menos que hace tres años.

Coinbase podrá utilizar esas operaciones, además de los aportes de los inversionistas públicos y sus asesores financieros, para determinar su precio de apertura en los mercados públicos.

Coinbase se convirtió rápidamente en el destino preferido de los operadores de criptomonedas después de que surgió del programa de startups Y Combinator en 2012. Además promocionó sus servicios diseñados para grandes inversionistas institucionales y una serie de adquisiciones que ampliaron su alcance hacia productos de software para desarrolladores de criptomonedas.

Coinbase dijo que supervisó alrededor de 90 mil mdd en activos totales almacenados en la plataforma, lo que representa más de 11 por ciento del mercado total de criptomonedas a finales del año pasado. También realizó inversiones de capital de riesgo en más de 100 compañías.

A medida que se dispararon los volúmenes de operaciones este año y el pasado, el mercado de criptomonedas comenzó a atraer un escrutinio cada vez mayor por parte de los legisladores y reguladores, incluso sobre las preocupaciones de que las monedas digitales se utilicen para el lavado de dinero.

En su presentación, Coinbase señaló “el amplio y muy cambiante panorama regulatorio” como un factor de riesgo, y que sus obligaciones de cumplir con diversas regulaciones solo aumentarán a medida que el mercado de intercambio continúe expandiéndose internacionalmente.

Entre los mayores inversionistas de la firma, que controlan más de 5 por ciento de las acciones cada uno, están Andreessen Horowitz, Paradigm Ribbit Capital, Tiger Global Management y Union Square Ventures. Goldman Sachs, JPMorgan, Allen & Co y Citigroup asesoran a Coinbase en su salida directa a bolsa.

EN CIFRAS

70% subieron los ingresos de Coinbase durante el cuarto trimestre del año pasado en comparación con el trimestre anterior, para alcanzar 476 millones de dólares, según su reporte financiero.

2.8 millones de usuarios de Coinbase hicieron transacciones con criptomonedas en 2020, con lo que triplicó las cifras del año anterior; además, la actividad institucional de la compañía representó casi dos tercios del volumen total de operaciones.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir