Pobladores del municipio de Santo Domingo Tehuantepec, Oaxaca, irrumpieron en la sede la comisaría de la policía para tratar de sacar a 18 detenidos acusados de robar casas, y lincharlos.

Los lugareños, integrantes de los comités vecinales de seguridad, se organizaron y detuvieron en flagrancia a 18 implicados, los cuales en un primer momento amarraron y los llevaron a la plaza pública donde pretendían lincharlos, pero fueron rescatados por la policía.

Sin embargo, al ser encerrados en la cárcel donde esperaban ser vinculados a proceso por un juez de control, los colonos irrumpieron de forma violenta en el lugar causando vandalismo y destrozo para tratar de llevarse a los implicados y juzgarlos a su manera.

En la incursión se reportaron varios disparos y la puerta de la comisaría regional fue incendiada. Al lugar llegaron fuerzas de seguridad estatal y federal, así como de la Guardia Nacional para sacar por otra puerta a los detenidos, quienes fueron trasladados bajo custodia al municipio de Salina Cruz, donde quedaron bajo tutela de un juez de control en la sede de la vice fiscalía regional de justicia.

Uno de los pobladores dijo que no confían en las instituciones de justicia, porque siempre se terminan liberando a los detenidos, luego de que se les captura a pesar de las evidencias que se presentan en su contra.

Por lo que esta vez, comentó, el pueblo organizado trató de hacerse justicia por propia mano y trató de escarmentar a los delincuentes para darles una paliza.

Además, denunció que no es la primera vez que los detenidos cometen acciones delictivas, ya que han saqueado cometido otros robos en diversas casas y negocios, pero quedan libres.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir