La bancada del PAN en el Senado pidió la renuncia inmediata de David Colmenares Páramo como titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por no saber de aritmética y «parecer subordinado» del titular del Ejecutivo, luego que rectificó que el costo que estimó por la cancelación del aeropuerto en Texcoco fue mucho menor al que calculó en un principio, de 331 mil 995.5 millones de pesos.

En rueda de prensa virtual, la senadora Lilly Téllez dijo que con esta corrección la ASF quedó en el descrédito y cayó en falta de credibilidad.

“Yo creo que el auditor debe renunciar porque no sabe aritmética y ha dejado a la Auditoría Superior de la Federación en completo descrédito y falta de credibilidad y al parecer subordinado al Ejecutivo. Creo que debe renunciar”, indicó.

El coordinador en funciones de la bancada, Erandi Bermúdez, mencionó que el auditor superior tiene que dar una explicación de por qué cambió su resolución, “y sin haber todavía un  proceso de decir si están bien o no las cuentas, sin que el gobierno federal pudiera defenderse, si hay algunas imprecisiones o no; lo más preocupante del auditor es que sin llegar a este proceso, ya los exculpo. Esto nunca se había visto, ningún otro Presidente había desestimado un informe de la auditoría; porque el Presidente con esta presión mediático y linchamiento al auditor, lo deja muy mal parado”.

Afirmó que con este viraje, la actuación de David Colmenares es lamentable y lo deja en estado de  indefensión.

En tanto, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Kenia López, consideró que es “una vergüenza que a un manotazo de Palacio Nacional, el auditor superior de este país, que depende de la Cámara de Diputados, se doble”.

Insistió en que “es una vergüenza para la institución, es una vergüenza para el país y lo que necesitamos es un auditor autónomo que tome definiciones con base en datos ciertos. Evidentemente no podemos tener un auditor doblado al Ejecutivo”.

Los panista lamentaron que el gobierno se adelantara a todos los procesos de revisión que aún faltan por completar y se exculpara a priori. Recordaron que todavía falta que la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados apruebe o no la Cuenta Pública del primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Este miércoles, la ASF informó que un equipo distinto de auditores al que realizó la fiscalización de la cancelación del aeropuerto de Texcoco revisará el reporte que estimó el costo en 331 mil 995.5 millones de pesos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir