El «mensaje oculto» de El Grito, que aparece escrito a lápiz en la esquina superior izquierda de la obra más famosa de Edvard Munch, fue escrito por el propio pintor noruego y no fue, como se había creído, un acto de vandalismo, según han descubierto historiadores del arte.

«Kan kun være malet af en gal Mand!», dice el texto en noruego que significa: «Esto sólo pudo ser pintado por un loco»

La comisaria del Museo Nacional Noruego, Mai Britt Guleng, llegó a la conclusión de que cada letra del mensaje coincide con la caligrafía de Munch. El cuadro está en el museo desde 1893 pero la primera vez que alguien advirtió el mensaje oculto fue en 1904.

Entonces se creyó que un visitante del museo había escrito el mensaje que según Guleng, no recibió mucha atención pese a que El grito es una de las obras más conocidas de la época.

«Es difícil reconocer el texto. De haber sido vandalismo el texto hubiera sido escrito en letras más grandes», dijo Guleng.

Munch pintó cuatro versiones del grito, pero sólo la primera contiene el mensaje. En su diario el artista noruego asegura que el cuadro le fue inspirado por un ataque de melancolía.

El grito es considerado como una encarnación del miedo ante las transformaciones de la modernidad.

Se cree que Munch escribió el texto durante una exposición en 1895 cuando el cuadro recibió críticas controvertidas, algunas de ellas aniquilantes.

El entonces director del museo dijo que ese cuadro ya permitía considerar a Munch como un hombre serio con un cerebro normal. El artista nació en 1862 en Loten (Noruega) y murió en Oslo en 1944.

Cabe mencionar que su obra está llena de personajes solitarios y angustiados y «El grito» y tuvo una influencia decisiva sobre el expresionismo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir