La Reforma Eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador va a provocar que los recursos que el gobierno destina al subsidio de luz, se dupliquen a 140 mil millones de pesos al año, de acuerdo con expertos.

De aplicarse la reforma, el subsidio va a aumentar de 70 mil millones de pesos en 2020 a 140 mil millones, cifra cercana a la de 2008 cuando alcanzó su nivel máximo, y rompe una racha de dos años de caídas en esa subvención, según datos del Sistema de Información Energética.

El monto del subsidio equivale a tres veces el presupuesto de la UNAM, de 46 mil 600 millones de pesos, o pagar 105 veces el presupuesto del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), de mil 325 millones.

“Es probable que el subsidio se duplique por los altos costos que se observarían al cambiar el orden en que las empresas despachan energía al sistema eléctrico”, dijo Arturo Carranza, consultor en el sector energético.

En términos per cápita, el subsidio fue de 548.9 pesos en 2020 (población del último trimestre), un año antes fue 594.9 pesos, según datos de la Secretaría de Hacienda y el Inegi. En 2008, cuando fue la subvención histórica, de 148 mil 521 millones de pesos, el gasto per cápita fue de mil 327 pesos.

Si el subsidio llega a 140 mil millones de pesos en 2021, implica erogar mil 87 pesos por persona.

Verónica Irastorza, directora asociada de Nera México, dijo que al dejar al último a las energías limpias en el despacho eléctrico, como propone la reforma, encarece la generación y es necesario subir el subsidio para evitar que el costo pase al usuario.

“Mantener tarifas sin cambios de manera artificial con subsidios implica un costo social, pues ese dinero podría financiar gasto público en otros rubros prioritarios”, expresó María Fernanda Ballesteros, experta de México Evalúa.

CUÁL ES EL EFECTO

● Cambiar el orden para dar energía al sistema eléctrico, dando prioridad a plantas de la CFE.

● Las plantas de la Comisión usan combustibles fósiles y su generación es más cara que las fuentes limpias.

● La reforma afecta la competencia, innovación e inversiones ante la incertidumbre por el cambio de reglas.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

 

Compartir