Además, la ASF identificó un monto pendiente por aclarar por más de 2,817 mdp en la construcción de una nueva aduana, también en el Puerto de Veracruz. Las discrepancias se dieron en los volúmenes de obra estimados y pagados contra los realmente ejecutados en cinco contratos.

Por otra parte, la Auditoría también identificó un monto pendiente por aclarar por 46.1 mdp en la ampliación del muelle de graneles y dragado de mantenimiento del canal principal de navegación del Puerto de Topolobampo.

Las irregularidades tienen que ver con pagos en exceso en algunos contratos, obras pagadas que no fueron ejecutadas e incluso la falta de firma del contratista en algunos documentos.

La ASF también señaló irregularidades en el proyecto de instalación de líneas subterráneas del Puerto de Lázaro Cárdenas, en concreto por la falta de su inclusión en el Programa Anual de Obra Pública y Servicios 2019 de la API, y deficiencias en la cláusula de un contrato de obra pública por la falta de un procedimiento para calcular la aplicación de penas convencionales, además de irregularidades en el manejo y control de la bitácora de la obra.

 

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir