De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, en México hay 11 familias lingüísticas, con 364 variantes. Sin embargo, existen algunas que están en peligro de desaparecer. En Oaxaca, el chocoteco, el ixcateco, el amuzgo, el zoque y el chontal están en riesgo de extinción.

“En el caso de las lenguas que aún siguen vivas, pues también es importante hablar que han ido en retroceso, es decir, cada vez el número de hablantes es menor y de mayor edad. Las nuevas generaciones cada vez lo hablan menos. La mayoría de los idiomas, me atrevería a decir que todos los idiomas, Lenguas Indígenas y es una situación riesgosa”, destacó la poeta zapoteca y actual integrante de la Asamblea Permanente por Cuestiones Indígenas ante la ONU, poeta zapoteca Santiago.

Mencionó que es importante la participación de los diversos sectores para que se sigan fortaleciendo las lenguas. “Si miramos la historia, los gobiernos, el Estado, lo que han hecho es una política pública destinada a desaparecer la diversidad lingüística y cultural”, dijo.

“No importa lo que hagan los gobiernos y las instituciones, si nosotros, todos, todos le entramos, si no le entramos nuestras lenguas van a desaparecer”, añadió.

Oaxaca es el estado con mayor diversidad lingüística y concentra 16 de esas lenguas. “Afortunadamente hay lenguas más fuertes, más vivas como el mixteco o el zapoteco”, indicó.

El 19 de noviembre de 2020, la Cámara de Diputados aprobó una reforma que reconoce como lenguas nacionales, al español y a las lenguas indígenas.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

 

Compartir