La bailarina oaxaqueña Aleida Ruiz Sosa puso en marcha la campaña “Que las niñas sean niñas y no esposas”, la cual se realizará en diferentes municipios y comunidades de Oaxaca, buscando hacer conciencia sobre el problema que representa el matrimonio infantil, y que destruye la vida de las menores.
La campaña consta de una puesta en escena, clases de danza clásica y una conferencia para hacer conciencia y erradicar este tipo de prácticas.
Aseguró que cada año millones de niñas son sometidas de forma rutinaria a prácticas que las perjudican tanto física como emocionalmente, con el pleno consentimiento de sus familias, conocidos y comunidades.

De acuerdo con informes recientes, en el estado de Oaxaca, de los matrimonios identificados, el 39.17 por ciento son infantiles, pese a que desde el año 2013 existe una ley que prohíbe esta práctica.

 


 

Compartir