La fracción del PRI en la Cámara de Diputados hizo un reconocimiento al PRD por retirar la candidatura a una diputación federal por el estado de Durango a Gamaliel Ochoa, acusado de hostigamiento y abuso sexual, y llamó a todos los partidos políticos a “romper el pacto patriarcal” con agresores de mujeres.

“Hacemos un llamado a todos los partidos políticos a romper ese pacto que protege y calla frente a los presuntos agresores, pues construye el camino hacia la impunidad y mantiene viva la violencia en contra de nuestras niñas y mujeres en todo el país”, remarcó.

El llamado de la bancada priista se da después de que activistas y legisladoras de diversos partidos exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador y a Morena “romper el pacto” con agresores sexuales y reconsiderar la candidatura de Félix Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero, a fin de que haga frente a las denuncias en su contra por el delito de violación.

En ese contexto y después de que colectivos de mujeres demandaron retirar la candidatura a diputado federal a Gamaliel Ochoa, quien enfrenta un proceso abierto por hostigamiento y abuso sexual, el PRD accedió a la petición y dio marcha a la postulación.

“Estamos convencidos del firme acompañamiento a las miles de mujeres que luchan a diario para erradicar cualquier tipo de violencia en un país en el que a diario diez mujeres son asesinadas, víctimas de feminicidio. Las y los perredistas nunca hemos sido ni seremos cómplices del pacto patriarcal impulsando a candidatos con antecedentes por violencia en razón de género”, remarcó ayer la dirigencia nacional del partido.

Por ello, en un comunicado, el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados manifestó su reconocimiento al PRD por retirar la candidatura al aspirante acusado de violencia contra las mujeres en Durango y celebró que “rompan el pacto” con agresores de mujeres.

“Una vez más refrendamos nuestro compromiso con cambiar las leyes que sean necesarias para que se cierren las puertas a quienes han sido acusados y condenados por violencia familiar, delitos sexuales o son deudores alimentarios. Queremos, como miles de familias mexicanas, que ningún agresor llegue al poder”, remarcó la fracción encabezada por René Juárez en el Palacio de San Lázaro.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir