Los testimonios se repiten una y otra vez: aunque cumplen con el requisito de edad para acceder a uno de los programas estrella del gobierno federal y están orgullosos de su identidad zapoteca, ancianos de Juchitán han sido excluidos del mismo porque la 4T no considera a la totalidad de la ciudad como un municipio indígena.

Se trata de un criterio que afecta a la mayor parte de la población de esta ciudad zapoteca, de cuyas raíces es imposible dudar, y mismo que dejó en 2020 a cientos de personas de 65 años fuera del programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores.

Lo anterior porque, aunque esa es la edad estipulada para que los habitantes de comunidades indígenas sean beneficiados, en el Centro Coordinador de Bienestar les decían que, para ellos, las reglas de operación especificaban que para ser inscritos deberían tener 68 años cumplidos, como se les exige a los demás pobladores del país.

La situación ha sido denunciada incluso por la diputada local de Morena Gloria Sánchez López, quien el pasado 20 de enero presentó como punto de acuerdo un exhorto a la Secretaría de Bienestar federal para que “garantice la inscripción a las personas de 65 años o más que residan en los municipios o localidades indígenas y afromexicanas del estado».

En aquella ocasión citó el caso de Juchitán, donde no todos los adultos de 65 años han tenido acceso a dicho programa, pues —de las nueve secciones, cuatro fraccionamientos y más de 130 colonias populares en los que se distribuyen los poco más de 100 mil habitantes de esta ciudad zapoteca— el Programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores solamente consideró como comunidad indígena la novena sección, dejando fuera a los habitantes de 65 años del resto de la ciudad, incluidos aquellos que son hablantes de zapoteco.

¿Qué es ser indígena? Irma Pineda Santiago, poeta juchiteca y representante de los pueblos indígenas de México, América Latina y el Caribe ante la ONU, señala que parte de la población de Juchitán no debió ser excluida de dicho programa, porque al margen de que la mayoría habla o entiende el zapoteco como lengua, también conserva otros elementos esenciales para ser considerada indígena.

Aunque en Juchitán 56.1% de la población habla zapoteco, según los datos más recientes del Inegi, la poeta explica que la identidad indígena no solamente la otorga la lengua, sino otros elementos que en muchas ocasiones no se observan, como la propia historia, la religiosidad, la organización comunitaria, la vestimenta, la arquitectura tradicional, las mayordomías y las procesiones a los sitios sagrados.

«En general es la cosmovisión y el pensamiento, y Juchitán reúne todos esos elementos y nunca debió haber quedado fuera de ese programa», señala.

Según el coordinador distrital del programa Bienestar con sede en esta ciudad, José Luis Jiménez Castillo, esa exclusión pudo haber sido originada por una mala interpretación de las reglas de operación o porque se le dio la prioridad a las personas de 68 años, pero asegura que para este 2021 se normalizará la situación.

Gloria Sánchez López, la diputada que presentó el exhorto al gobierno federal en el Congreso de Oaxaca, revela que tras darse a conocer el tema, la delegada estatal de Bienestar en la entidad, Nancy Ortiz, le informó que en este año se inscribirán a todos los adultos mayores de 65 años.

También le dijo que todo el municipio juchiteco siempre ha formado parte del catálogo de comunidades indígenas, de acuerdo con las mismas reglas de operación del programa, pero no le explicó, entonces, a qué se debió que se dejara fuera de los beneficios a una gran parte de los habitantes.

«Creo que, con ese escándalo/exhorto que hicimos desde el Congreso de Oaxaca, llamamos la atención de las autoridades federales y, sin lugar a dudas, eso motivó que nos dijeran que en 2021 Juchitán está como municipio indígena y todos sus habitantes de 65 años podrán inscribirse, sin esperar a los 68 años. Es una buena noticia», menciona la diputada morenista.

 

Esta nota originalmente se publicó en Noticias Yahoo

Compartir