Suspender actos masivos, pide a municipios SSO

Alfredo Martínez de Aguilar

* Juan Carlos Márquez reiteró su compromiso de “efectuar en ciertos casos acciones de vigilancia y fomento sanitario para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias de prevención para la COVID-19”.
* El reto en Oaxaca, como el resto del mundo, es asumir la conciencia de los riesgos a la salud y la importancia de la prevención, que pueden generar un mejor porvenir para todas y todos, dijo el Secretario de Salud.

El reto del sistema estatal de brindar acceso a los servicios de salud en el Estado de Oaxaca, se enfrenta con visión y sensibilidad, bajo la premisa de lo local a lo global, impuesta por la realidad.

Se tiende así a 15 pueblos originarios y comunidades afromexicanas, de los 570 municipios en las ocho regiones del estado, pero también a pasajeros nacionales e internacionales en 1,329 vuelos.

Respecto a sanidad internacional, se instalaron siete filtros de vigilancia epidemiológica en el Estado, en los aeropuertos de Ciudad Ixtepec, Huatulco, Xoxocotlán y Puerto Escondido. 

Y en los puertos de Huatulco, Puerto Escondido y Salina Cruz, se revisó a la tripulación de 77 buques, informó en su comparecencia en el Congreso el Secretario de Salud, Juan Carlos Márquez.

Para brindar seguridad a la población y reducir los contagios de COVID-19 dijo que el sector salud se ha sumado a las iniciativas y acciones de la sociedad, los pueblos y las comunidades del estado.

“Es un periodo crítico que hace necesario sumar esfuerzos y voluntades para que, en un marco de respeto y de previsión social, logremos el interés fundamental del bienestar de la población”.

El reto en Oaxaca, como el resto del mundo, es asumir la conciencia de los riesgos a la salud y la importancia de la prevención, que pueden generar un mejor porvenir para todas y todos.

Exhortó a los 570 municipios a suspender todo tipo de actividades con aglomeración de personas, actos culturales, religiosos, sociales, políticos, baratillos, días de plaza y fiestas patronales.

Reiteró su compromiso de “efectuar en ciertos casos acciones de vigilancia y fomento sanitario para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias de prevención para la COVID-19”. 

Y las establecidas en la Jornada Nacional de Sana Distancia y en el Acuerdo “Lineamientos técnicos específicos para la reapertura de las actividades económicas”, publicado en el Diario Oficial de la Federación en mayo de 2020.

Para incentivar el esfuerzo cotidiano y sostenido que realiza el personal médico, paramédico y afín, resaltó que se autorizó entregarles un bono, cuyo monto total fue de 58 millones de pesos. 

El número de trabajadores beneficiados por este estímulo fue de 11,635. El Estado de Oaxaca fue de los primeros estados que otorgó este beneficio económico con recursos financieros propios.

Márquez Heine enfatizó la solidaridad de los oaxaqueños y de quienes tienen afecto a esta tierra, ya que fue uno de los elementos que permitió cohesionar y sumar esfuerzos y voluntades. 

Reconoció la aportación de los diputados integrantes de la LXIV Legislatura del Congreso, así como todas y cada una de sus gestiones y acciones encaminadas a atenuar los efectos de la pandemia. 

Durante su comparecencia, el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca destacó, asimismo, la trascendencia del Consejo de Salud, que orientó tres acciones centrales del gobierno estatal: 

Labores de prevención, Brindar equipo de protección a trabajadores del sector, a fin de otorgarles seguridad y tranquilidad para garantizar el servicio; Ampliar o reconvertir la red hospitalaria.

Los Servicios de Salud atienden a 2.6 millones de oaxaqueños, es decir, a 66 de cada 100 oaxaqueños, precisó ante los integrantes de la Comisión Permanente de Salud de la Legislatura.

La meta del rubro financiero, de fortalecimiento y mejoramiento en la atención Primaria a la Salud, así como el segundo y tercer nivel, es la calidad y la seguridad en la atención del paciente.  

El objetivo de crear mejores servicios de salud permite al Gobierno de Alejandro Murat construir bienestar para la población y lograr que la entidad crezca, subrayó el doctor Márquez Heine.

En todo el estado se reconvirtieron y adecuaron 26 hospitales híbridos distribuidos en las ocho regiones del Estado, con una capacidad de 455 camas reconvertidas para atención de COVID-19.

Con una inversión de 357.6 millones de pesos, se adquirieron insumos, equipo de protección personal y equipamiento, entre estos 30 respiradores artificiales y 150 monitores de signos vitales.

Así también 5 unidades de radiología portátil digital, 10 carros con equipo completo para reanimación, 3 ventiladores de transporte y urgencias, 10 mil pruebas COVID K-001- 2501.

Al mismo tiempo, se compraron 8,000 pruebas rápidas COVI, un equipo de Rayos, 2 electrocardiógrafos hospitalarios y 150 flujómetros, detalló el titular de los Servicios de Salud.

La Red de Laboratorios permitió valorar la evolución y seguimiento de pacientes diagnosticados con COVID-19, tanto pacientes ambulantes como internados en los 63 hospitales generales. 

Del 23 de marzo al 5 de octubre el Laboratorio Estatal de Salud Pública de Oaxaca recibió de las diferentes instituciones de salud del Estado, un total de 13,069 muestras para su procesamiento. 

El funcionamiento del Laboratorio se apuntaló con la donación de un refrigerador con costo de 329 mil pesos por la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública de Oaxaca.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

Compartir

Dejar respuesta