El ex entrenador de Chivas y Necaxa, Hans Westerhof, habló sobre el futbol mexicano y confesó que el jugador local no le gusta trabajar y ser exigido, por ello no emigran a Europa.

En una entrevista con ESPN, Westerhof dijo que parte de la culpa está en los técnicos, ya que no se enfocan en trabajar detalles específicos con los jugadores, y los clubes no se dedican a «educar» a los jóvenes talentos.

“Para mí la diferencia más grande entre Europa y México no son por partidos, sino los jugadores y los entrenamientos. Sobre todo en Holanda, los entrenamientos son mucho más intensos, con menos pausas, hay mucho más exigencia”, dijo.

Por otro lado, recordó su paso en Chivas al explicar que jugadores como el Maza Rodríguez, Salcido, Marco Fabián y Chicharito entendieron que el jugador debe tener «responsabilidades». En este sentido, retomó algunos casos en Pachuca de algunos jóvenes que no se preparaban lo suficiente para, un día, emigrar a Europa.

“ Le pregunté a los jugadores de fuerzas básicas en Pachuca: ‘¿Quién quiere jugar en Europa?’. y todos me respondieron. Luego dije ‘¿Quién está estudiando inglés?’ y nadie habló. Tú como jugador quieres mucho, pero debes hacer también mucho para lograrlo”.

Finalmente, hizo referencia sobre las indisciplinas de Chivas y mencionó que el problema proviene desde la mala educación que se imparte al jugador desde las categorías inferiores

“La indisciplina es cuestión de educación. Por eso se debe trabajar antes, en fuerzas básicas, para generar profesionalismo. Tú debes saber que tu carrera empieza con 20 años, y de ahí hasta los 32, o 33 años. Es difícil, pero ¿así cómo puedes encontrar una novia? Los mejores talentos necesitan más atención, pero también fuera de la cancha”, sentenció.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir