CIUDAD DE MÉXICO.

Los Tomateros de Culiacán, de México, hicieron casi todo para llegar a la gran final de la  Serie del Caribe pero un solo pitcheo los privó de ello. Raymond Fuentes dio un cuadrangular de dos carreras en la cuarta entrada, suficiente para la victoria 2-1 de los Criollos de Caguas, de Puerto Rico.

Los Criollos están por tercera ocasión seguida en la final cuando la Serie del Caribe tiene a México como sede. Fueron campeones en Culiacán 2017, sobre las Águilas de Mexicali, y  en Jalisco 2018,  sobre las Águilas Cibaeñas, de República Dominicana, que hoy será su rival.

México tomó la ventaja de la forma menos esperada: Corriéndole en las bases al legendario receptor Yadier Molina. En la cuarta, Ramiro Peña abrió con hit, se robó la segunda, llegó a la antesala con una rola de Sebastián Elizalde y anotó con un hit de fuerza de Joey Meneses.

Todavía Meneses le robó una base más a Molina y al pitcher Luis Medina, pero México no aprovechó la oportunidad.

Manny Barreda sostuvo la ventaja sólo durante un tercio. Jonathan Morales le dio sencillo con un out en la cuarta entrada y seguido de esto Fuentes conectó su vuelacercas.

Luis Medina, el dominicano prospecto número 11 de los Yanquis de Nueva York, lanzó durante cinco entradas de sólo dos hits y una carrera en contra, con dos bases por bolas y cuatro ponches para llevarse la victoria.

El bullpen boricua, con tres lanzadores diferentes, retiró las últimas cuatro entradas para sellar victoria con un gran pitcheo de la mano de Molina, incluido Rayan González, quien se apuntó el salvamento.

El bullpen de México  ya no permitió más daño, pero el batazo de Fuentes fue suficiente para dejarlo sin una final por cuarto año consecutivo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

 

Compartir