Mientras el Congreso de la Unión analiza la iniciativa federal de reforma energética, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) reportó que en el último año se ha mantenido su presencia en el Istmo para dar seguimiento a los proyectos de los parques eólicos, así como la defensa de los pueblos indígenas.
 Al mismo tiempo, informó sobre el seguimiento del proceso de consulta indígena en el Istmo de Tehuantepec del 2020, se realizó en tres frentes.
El primero se dio en la comunidad indígena de Unión Hidalgo, con el proyecto denominado “Central Eólica Gunaa Sicarú”, el segundo fue llevado a cabo en la exposición de los resultados de la tercera etapa deliberativa en el proceso de consulta indígena, la cual dio paso a la autorización del protocolo para la instalación y operación del parque eólico en Santo Domingo Ingenio.
La DDHPO estuvo presente en la reunión de acuerdos finales donde se solicitó la intervención de la Defensoría para exigir a la CONAGUA, el INPI y la Semarnat, el cumplimiento con los acuerdos de las últimas asambleas realizadas.
Participó además en la versión final de la modificación al levantamiento del decreto relativo a la consulta indígena previa, libre e informada sobre la modificación del decreto de veda de 1967 para la extracción de aguas subterráneas.
También se gestionó una reunión en la Ciudad de México, donde estuvieron presentes los responsables de las instituciones gubernamentales y la Secretaría de Gobernación para las modificaciones del decreto de veda.

Al final de la reunión, se realizaron las correcciones finales al decreto de veda, en donde el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas será la instancia responsable del seguimiento para que la Judicatura Federal publique el decreto antes mencionado.

 


 

Compartir