Yesica Sánchez Maya integrante del equipo directivo de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, reconoció que el conflicto en las comunidades triquis tiene un proceso histórico de solo ser administrado y no entrar al fondo del asunto, pareciera que el tema es de foto y no de intervención.

Para la defensora de derechos humanos el tema de las mujeres y familias desplazadas de la región triqui “es un asunto pendiente, de una inacción y un actuar perverso del gobierno del estado”.

“Pasó por los gobiernos de Ulises Ruiz, Gabino Cué Monteagudo y ahora Alejandro Murat, la suerte de la región ha empeorado sexenio tras sexenio”, sostuvo la feminista con más de 15 años de experiencia en Oaxaca y quien se ha encargado de promover el reconocimiento, respeto y ejercicio de los derechos de las mujeres y la igualdad de género.

Recordó que cuando Arturo Peimbert Calvo estuvo al frente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), durante el sexenio de Gabino Cué se llevó a una parte de los triquis a San Juan Copala, prometiéndoles todo, y resulta que sólo los quitó y engañó y ahora los señores andan de pepenadores o con sus puestos ambulantes en el zócalo.

“La otra parte de San Juan Copala, que históricamente han estado ahí, sólo se han dedicado a administrar el conflicto”.

Por ello, subrayó, el conflicto de las triquis tiene un proceso histórico de administrar y no entrar al fondo del asunto, organizaciones desde diversos espacios han pedido la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y no han hecho nada en estos años.

“Cuando se destapa un conflicto todos corren y en unos meses se van y vuelve a quedar el conflicto”.

Asimismo, puntualizó que históricamente ha existido un descuido de la región en la cual ha hondado el proceso de violencia contra mujeres y niños, así como el tema de los asesinatos y ejecuciones que se dan como reiterados o cotidianos y el estado sólo está como observador.

“Me parece muy grave de esta situación que está desdeñando una crisis de derechos humanos. Han sido históricos los momentos de conflictos en la región triqui, de donde salen llamaradas de petate cuando sucede el hecho y se les vuelve olvidar”.

De los últimos acontecimientos registrados en el poblado de “Tierra Blanca” Copala, Sánchez Maya sostuvo que habrá que esperar que decisión va a tomar la Defensoría (DDHPO) y la CDNH “ahora que se fueron a tomar la foto a Copala, porque pareciera que el tema es de foto y no de intervención”.

 


Compartir

Dejar respuesta