Desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, el médico Jorge Florentino López López atiendecon protocolo propio a pacientes con Covod-19, su trabajo ha traspasado fronteras atendiendopersonas de la Ciudad de México, Chiapas, Veracruz y hasta de San Diego California, en los EstadosUnidos.

“Se ha implementado una mala estrategia, no se puede enviar a una persona infectada a su hogarsin brindarle la atención médica necesaria”, consideró el experto en la materia quien ademásseñaló que los sistemas de salud deben de realizar una serie de estudios clínicos para podermedicar a las personas infectadas.

Aunque reconoce que la tecnología se ha convertido en una herramienta importante, tambiénlimita la interacción, sin embargo esto no ha sido un obstáculo para salvar vidas también en sunatal Juchitán, desde donde se comunica hasta el otro lado de la frontera.

Desde un celular o una computadora, el médico Jorge Florentino López López atiende a sus
pacientes con Covid-19; el galeno ha intervenido a al menos 400 personas portadores deestanueva enfermedad y todas han salido satisfactoriamente de este cuadro infeccioso.
Algunas de ellas han requerido tanques de oxígeno, pero ninguna de intubación, debido a que laestrategia del médico se basa en la atención inmediata de sus pacientes, durante los primerossíntomas del SARS-CoV-2.

“Es necesario actuar de inmediato ya que el pulmón empieza a inflamar a los cuatro y cinco díasde los primeros síntomas”, detalló el médico zapoteca originario de Juchitán de Zaragoza.

Reconoció que son los pacientes con alguna comorbilidad como la diabetes, hipertensión arterial yotras enfermedades, a los cuales ha sido un poco más complicado sacarlos del cuadro deinfección, pero todos han sido curados.

“Estamos en pañales ante esta nueva enfermedad, pero es necesario que se les brinde el apoyoasistencial a los pacientes, no sólo con enviarlos a casa”, reiteró el galeno quien utiliza la Dexametasona para poder ayudar a los infectados.

Aunque era inevitable contagiarse, López López aseguró que fue el primero en implementarse su propio protocolo para continuar con la atención de personas en su natal municipio.

Compartir

Dejar respuesta