La presidenta de la Alianza Empresarial y Comercial de Oaxaca A.C. (AECO), Esther Merino Badiola aseguró que la gran mayoría del comercio formal de Oaxaca está endeudado, aunque por la pandemia se vive un “compás de espera” para pagar o renegociar con los bancos.

Después de diez meses de pandemia, los propietarios de comercios y restaurantes tienen grandes deudas, viven horas de gracia, y aunque los bancos los tienen a “raya”, se espera que cuando termine este periodo los cambios no sean drásticos y que lleven a la quiebra a los negocios que puedan sobrevivir a esta crisis generada por el Covid-19, expresó.

Indicó que ante la crisis que se vive por la pandemia, los bancos están “refinanciando” las deudas porque no alcanza a muchos de sus deudores solventar adeudos que no son créditos de 60 mil pesos mensuales.

“Sí tienes hipotecada tu casa en este momento con un banco, te están aguantando, porque esto está difícil y parece que seguirá, y no a mediano plazo, porque también no sabemos a ciencia cierta, el tema de las vacunas”.

Merino Badiola reiteró que la situación de embargo a las empresas no puede ser efectivo, “toda vez que por Ley no pueden embargarte tus instrumentos de trabajo, esa es la única ventaja”.

“Algo que está funcionado en este momento es que los juzgados no están funcionando al cien por ciento, esto está retrasando cualquier proceso, eso nos ayuda de alguna manera, pero cuando esto se reaperture, vamos a ver como vienen las cosas”.

“En este momento es cuestión de platicar o negociar con los bancos, quien no los acepte así, sería una decisión muy drástica, porque es más fácil irse a un mal arreglo que a un juicio largo”.

 

TDG/WLT

 

Compartir

Dejar respuesta