Vecinos del barrio de Jalatlaco, se opusieron este lunes a los inicios de los trabajos de la obra de adoquinado que convertiría la Calzada del Panteón, en un “andador turístico”. Para empezar, la obra afectaría el suministro de agua potable, además de que provocaría caos vial al convertirla en paso peatonal.

Encabezados por Arnel Cruz Salazar, presidenta del barrio de Jalatlaco, señalaron que las autoridades municipales de Oaxaca de Juárez sólo tomaron en cuenta a pocos vecinos, a quienes les pidieron su firma para que autorizaran los trabajos.

“Pero la obra no es viable, quieren hacer un paso peatonal para los turistas, cuando el panteón la mayor parte del año está cerrado, además, este lugar se convertiría en un sitio que sería codiciado por los ambulantes”, detalló Cruz Salazar.

Lamentaron que los trabajos estén afectando el suministro de agua potable, además que provocará un severo caos vial la zona por el cierre de la calle, además de que hace falta mejorar la iluminación y seguridad en la zona.

 

TDG/WLT

 

Compartir

Dejar respuesta