El gobierno de México comenzó ayer a vacunar contra el COVID-19 a los 20 mil maestros de Campeche, la región del país con menor índice de contagios, para que en las próximas semanas se puedan retomar las clases presenciales en la zona, suspendidas desde marzo del año pasado.

«Con la primera dosis a los maestros Mireya Chan Ehuán y Jimmy Dzul Uc, inicia la vacunación contra el COVID-19 al personal educativo público y privado de todos los niveles en el estado de Campeche», informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Las Fuerzas Armadas, encargadas de la logística de las vacunas, distribuirán este fin de semana 12 mil 157 dosis en 81 puntos de vacunación en la ciudad  de Campeche, y en los municipios de Champotón, Ciudad del Carmen, Escárcega y Xpujil.

Mañana se comenzará a aplicar la vacuna al personal que trabaja en centros de educación media y superior del estado.

La inoculación de maestros ha sido criticada, pues aún no se cubre a la totalidad del sector salud, sobre todo el privado.

ACUSAN DESORGANIZACIÓN

La forma en la que se organiza el proceso de registro para vacunar a los docentes fue el primer problema que tuvieron que enfrentar los campechanos; a las 2:00 horas de ayer, mediante grupos de WhatsApp se dio a conocer el link para ingresar sus datos y obtener su pase de  inmunización.

Muchos maestros no pudieron imprimir su pase de vacunación al no aparecer en el registro basado en el Fondo para el Pago Educativo (FONE), que excluyó a los docentes estatales y municipales ante la  premura indicada por la SEP.

Otro de los reclamos fue la movilidad, ya que trabajadores de la educación del sur del Estado tuvieron que viajar hasta 5 horas para poder recibir la primera dosis, al no ser dirigidos al centro de vacunación más cercano.

Algunos profesores hicieron un llamado a que se tomen las cosas con calma, pues se pone en riesgo a sus familias. «Estoy en desacuerdo, aunque se vacune a los maestros hay otros riesgos, como la movilidad para llevar a los hijos a las escuelas», dijo Leticia Cha, maestra de primaria.

Por Guillermo Officer Canché y EFE

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

Compartir

Dejar respuesta