EQA es el nombre del nuevo modelo de entrada al mundo eléctrico de los vehículos Mercedes-EQ, un SUV compacto que se erige como el primer miembro de la familia de modelos electrificados que el fabricante automotriz alemán lanzará a nivel mundial, y que se distingue no sólo por su dinámico y elegante estilo, gran confort interior y elevada seguridad, sino sobre todo por su compromiso entre rendimiento, tiempo de recarga y bajos costos de mantenimiento.

El EQA se vende en Europa y Estados unidos como EQA 250, y le seguirán más variantes para cumplir con los requisitos específicos de los clientes. Estos incluirán, por un lado, una serie de modelos de tracción integral aún más atléticos con un tren motriz eléctrico adicional y una potencia de 200 kW o más, y por otro lado una versión con una autonomía de más de 500 kW. Mercedes-EQ ve la clave para una gama más amplia no en baterías cada vez más grandes, sino en la mejora sistemática de la eficiencia de todos los componentes del vehículo.

Navigation with Electric Intelligence es un sistema que le ayudará al conductor a calcular la ruta que lo llevará a su destino más rápido, teniendo en cuenta los tiempos de carga, quitando al conductor el estrés de la planificación de la ruta.

Sobre la base de simulaciones continuas de alcance, el sistema tiene en cuenta las paradas de carga necesarias, así como muchos otros factores, como la topografía y el clima. También es capaz de reaccionar de forma dinámica a los cambios, por ejemplo, en la situación del tráfico o en el estilo de conducción personal.

Con Mercedes me Charge, los clientes tienen acceso a lo que actualmente es la red de carga más grande del mundo, que comprende más de 450,000 puntos de carga de AC y DC en 31 países. Mercedes me Charge permite a los clientes utilizar cómodamente las estaciones de carga de varios proveedores, incluso cuando viajan al extranjero.

Al registrarse solo una vez, pueden beneficiarse de una función de pago integrada con un proceso de facturación simple. Mercedes me Charge permite a los clientes cargar en más de 175,000 puntos de recarga públicos en toda Europa.

Una baja resistencia al viento significa una alta eficiencia, algo que es particularmente importante en los vehículos eléctricos.

EQA es el primer modelo de Mercedes-EQ cuyo desarrollo aerodinámico se ha llevado a cabo de forma totalmente digital. Las siguientes mediciones realizadas en el túnel de viento revelaron un valor de Cd de 0.28, lo que confirma la alta calidad de la simulación numérica. El área frontal A asciende a 2.47 m2.

Entre las medidas aerodinámicas más importantes se encuentran el sistema de control del aire de refrigeración completamente cerrado en la parte superior, los faldones delanteros y traseros aerodinámicamente eficientes, unos bajos muy lisos, casi completamente cerrados, ruedas Aero especialmente optimizadas y spoilers de las ruedas delanteras y traseras especialmente adaptados.

La eficiencia también fue clave al diseñar la arquitectura térmica. Gracias a la bomba de calor que se incluye de serie, el calor residual del sistema de propulsión eléctrico se puede utilizar para calentar el habitáculo.

Esto reduce drásticamente el consumo de energía de la batería para el sistema de calefacción, aumentando así el rango. También es posible configurar el control de clima previo a la entrada para el interior del EQA antes de comenzar. Esta función se controla directamente desde el sistema de infoentretenimiento MBUX o mediante la aplicación Mercedes me.

Además, se ha realizado un esfuerzo notable para garantizar que el automóvil cumpla con el alto nivel de confort de ruido y vibración que es un sello distintivo de la marca, incluido el aislamiento sistemático del tren motriz eléctrico del chasis y la carrocería. Numerosas medidas de amortiguación diseñadas para evitar la transmisión de sonido en el aire sirven para el mismo propósito.

Se incluyen de serie a bordo, el asistente activo de mantenimiento de carril y el asistente activo de frenado. En situaciones críticas, el objetivo de este último es evitar una colisión mediante frenado autónomo o mitigar su gravedad.

El sistema también puede frenar para vehículos detenidos y peatones que cruzan a velocidades típicas de la ciudad. Las funciones mejoradas del paquete de asistencia a la conducción incluyen, por ejemplo, la función de maniobra de giro, la función de corredor de emergencia, la función de advertencia de salida –que alerta al conductor sobre ciclistas o vehículos que se aproximan– y una advertencia cuando se detectan peatones cerca de los pasos de cebra. ECO Assist permite una conducción especialmente relajada con la ayuda de DISTRONIC.

Tomando como base la estructura robusta del GLA, la carrocería de EQA se adaptó para satisfacer las demandas particulares a las que se enfrenta un automóvil eléctrico.

La batería se encuentra dentro de un marco especialmente desarrollado hecho de secciones extruidas; esto cumple tareas estructurales. Un protector en el área frontal de la batería puede proteger la unidad de almacenamiento de energía de ser perforada por objetos extraños y, por lo tanto, también evitar daños consecuentes.

Naturalmente, EQA también tuvo que pasar por el programa de pruebas de choque normal y muy completo de la marca. También se aplican requisitos estrictos para la batería y todos los componentes que transportan corriente eléctrica.

En cuanto a seguridad, los airbags para el conductor y el pasajero delantero, una de rodilla para el conductor y en las ventanillas, son de serie. Los airbags de ventana cubren la primera y la segunda fila de asientos.

Los airbags laterales de tórax-pelvis en la parte delantera, también son estándar y están disponibles como equipo opcional para la segunda fila de asientos. En combinación con el sistema PRE-SAFE® (equipamiento opcional), los asientos delanteros están equipados con tensores de carrete de cinturón eléctricos reversibles.

La electroestética del diseño señala el lujo progresivo: EQA viene con el diseño frontal típico de Mercedes-EQ: una cubierta del radiador «Black Panel» con estrella central. Otra característica de diseño distintiva del mundo totalmente eléctrico de los vehículos de la marca es la franja de luz continua en las partes delantera y trasera: una franja de fibra óptica horizontal conecta las luces de circulación diurna de los faros de LED, lo que garantiza un alto nivel de reconocimiento tanto de día como de noche.

El interior de los faros está acabado con un alto nivel de calidad, detalle y precisión. También son típicas de Mercedes-EQ las franjas azules en los faros. Las luces traseras LED se fusionan a la perfección en la tira de luz LED cónica, lo que le da al automóvil un aspecto especial propio también desde la parte trasera.

Hay numerosos indicadores del carácter eléctrico de EQA en el interior. Dependiendo de la línea de equipamiento (con posibilidad de elegir entre las dos líneas de diseño y equipamiento: Electric Art y AMG Line, así como con el Night Package), estos pueden incluir un elemento de moldura retroiluminado, un estreno para Mercedes-Benz.

Otros detalles exclusivos incluyen elementos decorativos de color oro rosado en las salidas de ventilación, los asientos y la llave del vehículo. El modelo especial Edition 1 también cuenta con asientos de cuero meticulosamente perforados, a través de los cuales se puede ver una tela en el color azul puro característico de Mercedes-EQ.

Los instrumentos, con sus pantallas específicas para vehículos eléctricos, retoman el mismo esquema de color con reflejos en azul y oro rosado. El mosaico Mercedes-EQ en la pantalla multimedia se puede utilizar para abrir menús relacionados con las opciones de carga, el consumo eléctrico y el flujo de energía.

La especificación estándar de EQA incluye características tales como faros delanteros LED de alto rendimiento con asistente de luces altas adaptables, el portón trasero EASY-PACK con apertura y cierre operados eléctricamente, rines de aleación ligera de 18 pulgadas, iluminación ambiental con 64 colores, un portavasos doble, asientos de lujo con soporte lumbar ajustable en cuatro direcciones, cámara de marcha atrás para mayor comodidad y una mejor visión general al maniobrar, y volante deportivo multifunción en cuero.

También se incluyen de serie el sistema de información y entretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience) de manejo intuitivo y el sistema de navegación con inteligencia eléctrica.

 

Esta nota originalmente se publicó en La Jornada

 

Compartir

Dejar respuesta