De una lista de 30 países que han aportado investigaciones científicas y médicas sobre el COVID-19, México se encuentra en el último lugar, de acuerdo con un reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Según el estudio, Perspectivas de la OCDE sobre Ciencia, Tecnología e Innovación 2021, México, junto con Polonia, son los últimos sitios en generación de investigaciones, con cerca de 500 publicaciones científicas sobre el virusSARS-CoV-2, mientras que Estados Unidos, que encabeza la lista, tiene más de 26 mil investigaciones.

Manuel Molano, economista en jefe del Instituto Mexicano para la Competitividad, afirmó que la experiencia de la emergencia sanitaria de 2020 es que la ciencia y la tecnología “nos van a salvar de muchas complicaciones”, siempre y cuando haya los mecanismos para financiarlas.

El promedio de inversión de los países de la OCDE en Ciencia y Tecnología es de 2.4 por ciento, como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual es cinco veces mayor de 0.38 por ciento, que destina México.

“La economía de México no corresponde a su desarrollo, forma parte de las 20 economías más grandes del mundo, pero su rezago científico, social y educativo es incluso similar al de las economías más rezagadas y pequeñas”, comentó Héctor Magaña, investigador del Tec de Monterrey.

En 2020, cuando apareció la pandemia, el gobierno eliminó los fideicomisos de ciencia y tecnología, además de que el presupuesto para 2021 es 2.1 por ciento menor en términos reales, comparado con lo que se aprobó en 2020.

La OCDE refiere que la ciencia es la única estrategia para combatir la pandemia y hace un llamado a los países a replantearse la inversión en ese sector.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

 

Compartir

Dejar respuesta