Ensayo nuclear que se realizó en la Polinesia Francesa en 1971. Foto de CTBTO

Este 22 de enero entró en vigor el Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares, promovido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y firmado por 122 naciones, incluida México.

El Tratado fue aprobado en 2017 y es “un tributo a los sobrevivientes de las explosiones y pruebas nucleares”, de acuerdo con el secretario general de la ONU, António Guterres.

De conformidad con su participación en el documento, México publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto promulgatorio del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares.

Se compromete así a “nunca, bajo ninguna circunstancia, desarrollar, probar, producir, fabricar o adquirir, poseer o almacenar armas nucleares u otros dispositivos nucleares explosivos”.

Pese a la importancia de la entrada en vigor del instrumento, Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, China y Francia, las cinco potencias nucleares y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, no lo han firmado.

 

Armas nucleares en forma de misil desarrolladas en Corea del Norte. Foto de EFE

Sin embargo se espera que con la entrada en vigor del Tratado los Estados que no se han sumado sientan presión y las empresas dejen de producir armas nucleares al tiempo que las instituciones financieras dejen de invertir en empresas productoras.

 

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital

 

Compartir

Dejar respuesta