En un anuncio sorpresivo, el presidente Andrés Manuel López Obrador autorizó la mañana de este viernes que la Iniciativa Privada (IP) y los gobernadores estatales adquieran la vacuna contra el coronavirus (Covid-19), siempre y cuando comprueben la existencia del contrato con las farmacéuticas autorizadas en México.

En la víspera, ante la inquietud de algunos gobernadores por comprar vacunas por sus propios medios, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, instó a que no lo hagan y mantener unidad en la Estrategia Nacional de Vacunación.

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, López Obrador pidió que se comprobara el contrato, además de una explicación de las comunidades donde se aplicarán las dosis. Esto tras los reclamos del sector empresarial y de los gobernadores de la oposición respecto a una ‘prohibición’ del Gobierno federal para la adquisición de los fármacos.

“He dado instrucciones al secretario de Salud, Jorge Alcocer, para que hoy mismo se emita un comunicado para que cualquier empresa o gobierno local que quiera adquirir vacunas tienen autorización, solo que deben anexar a la solicitud el contrato de adquisición de las vacunas la cantidad y la farmacéutica… es para todos en general, público y privado”… el contrato de que ya la adquirieron, cuándo va a llegar y que sea de una farmacéutica autorizada, por ejemplo; Pfizer, AstraZeneca, las que ya están autorizadas en México o están por autorizarse. Y también en dónde las van a aplicar para que no haya duplicidades, es universal y gratuita”, reseñó AMLO.

“¿Por qué estoy dando esta instrucción? porque no quiero que se malinterprete que hay un monopolio del Gobierno Federal, hay empresas que quieren adquirirlas, adelante, lo mismo los gobiernos estatales. No va a haber retrasos en las autorizaciones”, cuestionó López Obrador.

Este jueves, López Gatell instó a los gobernadores no adquirir las vacunas para no interferir el Plan Nacional de Vacunación que realiza el Estado.

“No se trata de prohibir, no se trata de imponer. Se trata de llegar a consensos y para llegar a consensos lo que se requiere es voluntad, conciencia del interés superior de la nación. Qué tal si en un estado ahora fueran los municipios los que quieren comprar la vacuna y cada uno lo pone de la manera que quisiera, entonces, cuando uno piensa en orden, cuando uno piensa en diálogo, cuando uno piensa en el interés superior, generalmente llega a la conclusión de que lo colectivo es mejor que lo individual, pero se respeta desde luego los derechos individuales”, sostuvo.

 

Con información de Vanguardia

 

Compartir

Dejar respuesta