«Más que un acto humanitario, es presión de los gobernadores», refutó el dirigente de la subsección 07 de los trabajadores de la Secretaría de Salud en el Hospital General ‘Dr. Aurelio Valdivieso» Alberto Vásquez San German, respecto al anuncio que hiciera el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador en torno a la compra de vacunas antiCovid por parte de gobiernos estatales y empresas particulares.

«Pareciera que fuera un acto político en donde siempre están presionando y sacar raja política del mismo», señaló.

Consideró que fue una buena respuesta de permitirles que hicieran uso y que promovieran la vacunación, ellos mismos.

«Ahora no sé cómo van hacerle con los candados que les acaban de poner, de que deben de ser vacunas concretas y que estén debidamente corroboradas sus capacidades de crear inmunidad».

Insistió que sí al gobierno federal se le dificulta, por la gran demanda que tienen las vacunas en el país y el mundo, a los gobiernos estatales peor.

«Fue un mal cálculo y se les va revertir a los gobernadores, pero además no olvidemos que, en Veracruz, en el pasado se estuvieron inyectando con agua destilada a niños con cáncer», concluyó.

TDG/WLT

 

Compartir

Dejar respuesta