Un terremoto de magnitud 7 sacudió el sureste del archipiélago filipino. Hasta el momento las autoridades no han informado si hay víctimas, daños materiales o una alerta de tsunami.

El temblor fue localizado a 95 kilómetros de profundidad y a 210 kilómetros al sureste de Pondaguitan, en la isla de Davao, según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que registra la actividad sísmica en todo el mundo.

El terremoto ocurrió a las 21 horas 23 minutos (12.23 GMT) en un área en el mar alejada de zonas habitadas.

El Centro de Alertas de Tsunamis del Pacífico indicó que no hay alerta de una posible ola gigante, aunque precisó que continúa evaluando la información sobre el movimiento telúrico.

Filipinas se asienta sobre el llamado ‘Anillo de Fuego del Pacífico’, una zona que acumula alrededor del 90 % de la actividad sísmica y volcánica del mundo, y que es sacudida por unos 7 mil temblores al año, la mayoría moderados.

​¿Hay peligro de tsunami?

No se espera la formación de un tsunami después del sismo de magnitud 7 que sacudió una zona marina cercana a Filipinas, dijo el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico.

El epicentro del sismo fue a 98,5 kilómetros de profundidad, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

El Centro Sismológico Euromediterráneo indicó que el movimiento telúrico tuvo una magnitud de 7,1, con una profundidad de unos 114 kilómetros, tras haber reportado previamente magnitudes de 7,2 y 6,8.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta