La gobernadora general de Canadá, Julie Payette, se vio forzada a renunciar este jueves después de que una investigación independiente confirmó las acusaciones de acoso laboral formuladas contra ella y su jefa de gabinete por varios empleados.

Según avanzaron varios medios de comunicación canadienses, Payette y su jefa de gabinete, Assunta Di Lorenzo, renunciaron tras filtrarse este jueves el resultado de la investigación, que concluye que la gobernadora general, que actúa como jefa de Estado en representación de la reina de Inglaterra, creó un ambiente de trabajo «tóxico» desde su nombramiento al cargo.

La radiotelevisión pública canadiense, CBC, señaló que Payette, una antigua astronauta de 57 años y  nombrada gobernadora general en octubre de 2017, será reemplazada de forma temporal por el presidente del Tribunal Supremo de Canadá, Richard Wagner.

El periódico The Globe and Mail señaló que Payette renunció porque la investigación «pintó una imagen muy negativa del ambiente laboral en la Oficina de la Gobernadora General» desde que la exastronauta fue designada por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Las autoridades canadienses iniciaron una investigación sobre la situación del personal de Payette en julio del año pasado después de que CBC entrevistara a una docena de empleados y exempleados que revelaron que la gobernadora general y su jefa de gabinete «menospreciaron, regañaron y humillaron públicamente» al personal.

Payette también fue acusada de maltratar a los agentes asignados a su seguridad, incurrir en elevados gastos no justificados y, en general, ignorar las obligaciones de su cargo.

Tras la publicación de las denuncias, Payette emitió un comunicado en el que señaló que consideraba «el acoso y problemas laborales con mucha seriedad» y aceptaba someterse a una investigación independiente.

La firma encargada de la investigación en septiembre entrevistó a entre 80 y 150 personas y emitió recientemente un informe confidencial al Consejo Privado, el organismo del Estado canadiense encargado de la gestión de los funcionarios públicos y que informa directamente al primer ministro.

Según The Globe and Mail, parte de las conclusiones del informe serán reveladas en las próximas horas.

Payette agrade a Trudeau la confianza y oportunidad

Por separado, Payette informó que su decisión llega en un momento oportuno, «ya que la salud de mi padre ha empeorado gravemente en las últimas semanas y mi familia necesita mi ayuda».

«Si bien no se presentaron quejas formales o quejas oficiales durante mi mandato, lo que habría provocado de inmediato una investigación detallada según lo prescrito por la ley y los convenios colectivos vigentes, sigo tomando estas acusaciones muy en serio», detalló en un comunicado.

Payette le deseó lo mejor Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, en la búsqueda de otra persona para el cargo  y le agradeció su confianza así como ofrecerle «esta increíble oportunidad».

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta