En su primer día del grupo automotriz Stellantis, producto de la fusión entre los grupos Fiat Chrysler y PSA Citroen, Carlos Tavares, CEO de la nueva marca, apostará a una mayor autonomía para la producción en América Latina y descartó el cierre de plantas en la región.

“Vamos a seguir asegurando de que Latinoamérica tenga la suficiente autonomía para realizar la fabricación y la ingeniería de sus productos para atender a nuestros clientes de la región”,  comentó Tavares en su primer conferencia de prensa a nivel mundial.

La presencia de las marcas FCA y PSA representa el 17 por ciento del mercado automotor en América Latina. “Hemos sido más competitivos que nuestros pares, hemos encontrado la manera de mantener valor para los accionistas, manteniendo una presencia que crea puestos de trabajo y que brinda gran movilidad para los ciudadanos”.

Descartó el cierre de alguna de sus plantas en los 30 países que opera y apostó por mantener la plantilla laboral de más de 400 mil empleados a nivel mundial y destacó las sinergias que puede alcanzar al nuevo grupo, gracias a la reducción de costos y las economías de escala que alcanzará el grupo.

No obstante, reconoció que la industria automotriz tiene límites, frente a un incremento constante, “las normativas, cada vez más exigentes, ejercen presión en los precios y esto supone muchos costos adicionales”. Debemos de tener presentes que cada empresa tiene sus límites, agregó.

Tavares comentó que entre los planes de Stellantis está una la producción de autos eléctricos, con miras a ser una industria limpia y asequible, no obstante, indicó que la electrificación supone un incremento de los costos y aún no es costeable para las empresas.

Indicó que será necesario que los gobiernos den sus planteamientos sobre este problema, cómo desean plantearlo, ya sea con motores de combustión interna o bien, seguir el paso de algunas regiones, pero asegurar que la tecnología es asequible para poder alcanzar el nivel de movilidad y libertad que se desea.

“Stellantis es más que la suma de sus partes, vamos a crear un valor de 25 mil millones de euros. Son 14 marcas que nos permitirán expresar nuestra pasión, después de estos confinamientos”, agregó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta