En 2021, el Presupuesto de Egresos de la Federación asignó mil 510 millones de pesos a la gestión del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Sólo el 6.2 por ciento del monto total de recursos que percibirá el estado por la instrumentación de política regulatoria y administración del espectro radioeléctrico por parte del organismo, calcula The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Esto se traduce en un retorno de inversión de 15 veces el presupuesto, es decir, 24 mil 354.8 millones de pesos, en 2021.

Según datos del IFT, la Tesorería de la Federación (TESOFE) ingresó más de 23 mil millones de pesos, de enero a septiembre de 2020, por la revisión y cobro de uso de frecuencias de espectro radioeléctrico, aprovechamientos y trámites del organismo autónomo.

Cabe señalar que, desde su creación, el presupuesto del IFT ha mantenido una tendencia a la baja del 38.2 por ciento durante el periodo 2014-2020.

Asimismo, la inversión privada en telecomunicaciones ha repuntado entre 2013 y 2019 en 41.3 por ciento, respecto a los seis años previos (2006-2012), al alcanzar un monto acumulado de 542 mil 110 millones de pesos. Esto debido a la existencia de un órgano regulador. “Eso es positivo para la economía pues da certidumbre para la inversión y la generación de empleos en el sector”, comenta María Elena Estavillo, ex comisionada del IFT.

Este año, la consultoría CIU calcula ingresos para el IFT por 18 mil 157.5 millones de pesos atribuibles al cobro de derechos por el uso, goce, aprovechamiento o explotación de servicios de telecomunicaciones con base en lo estipulado por la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2021.

“Las diversas acciones regulatorias a cargo del IFT se han traducido en un beneficio cuantificable para los usuarios de poco más de 540 mil millones de pesos. Esto significa que, por cada peso que se destina al Instituto para su operación, la labor de este órgano regulador genera 47 pesos de beneficios a la sociedad mexicana”, dio a conocer el instituto en un comunicado.

De 2013 a 2019, México avanzó 43 lugares al pasar del sitio 62 al 19 en el Rastreador Regulatorio de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (ICT Regulatory Tracker) de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). “Hemos avanzado enormemente en fortaleza institucional a nivel internacional”, apunta Estavillo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta