La investigación científica no se detiene pese a las condiciones, y ahora, investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina dieron a conocer que algunos restos fósiles hallados en la Patagonia apuntan a la existencia de una especie de titanosaurio desconocida hasta el momento, que podría ser considerada como el animal más grande en toda la historia.

El hallazgo fue publicado en el portal académico ScienceDirect, en el que lo describieron como un «saurópodo titanosaurio gigante del Cretácico Superior», cuyos restos hallaron en la provincia de Nequén, en la Patagonia de Argentina.

Los saurópodos son una clasificación de dinosaurios, la cual se distinguían por tener largos cuellos, pequeñas cabezas, patas robustas y una larga y gruesa cola; a la que han adjudicado esta potencial nueva especie.

Según informan los investigadores, los recientes estudios taxonómicos les han dado información significativa, la cual los hace pensar que es «uno de los saurópodos más grandes jamás encontrados».  Y es que no cuentan con una gran cantidad de restos, sólo con «una secuencia articulada de 20 vértebras caudales más anteriores más 4 posteriores y varios huesos apendiculares», escriben.

La taxonomía se entiende como la parte de la ciencia encargada de la clasificación ordenada y jerarquizada de los seres vivos por sus características. Estos estudios realizados arrojaron resultados que no corresponden con grupos ya conocidos, lo que levanta las fuertes sospechas de que se trata de un nuevo espécimen, a falta de más estudios anatómicos.

Bautizado Dreadnoughtus schrani, se podría tratar de una especie que incluso supere en dimensiones al Patagotitan, otra especie de tiranosaurio que habría vivido en las mismas tierras.

«Si bien el análisis anatómico no nos permite actualmente considerarla como una nueva especie, (…) también nos impiden asignar este nuevo material a géneros ya conocidos», aseguran.

El Patagotitan

había sido, por algún tiempo, considerada como la criatura más grande que ha pisado el planeta,

con sus casi 36 metros de longitud y un peso que podría llegar hasta las 70 toneladas

. Ahora, podríamos hablar de una especie más grande.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

 

Compartir

Dejar respuesta