El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que decidió ceder una parte de las vacunas contra coronavirus que recibiría México para destinarlas a países pobres, lo que sumado a la pausa de producción que hará Pfizer, generará un retraso de la llegada de hasta tres semanas, pues en ese lapso no llegarían embarques.

Al respecto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que si bien se retrasarán las vacunas, no se perderán dosis, ya que adelantó, serán recuperadas en próximos embarques.

¿Cómo afecta el retraso de vacunas en México?

El funcionario federal explicó que una de las primeras consecuencias es que el embarque que llegará mañana, que sería de alrededor de 439 mil vacunas, llegará sólo con 219 mil 350 dosis, derivado del acuerdo con la ONU.

En tanto, debido al paro de producción de Pfizer, los embarques programados para el 26 de enero; así como los del 2 y 9 de febrero no llegarán, pero adelantó que estas vacunas que no se reciban en ese lapso serían entregadas en el envío que llegará el 15 de febrero.

López-Gatell afirmó que el retraso en la llegada de vacunas no afectará de una manera importante a México, ya que adelantó, se está trabajando en el reacomodo de los tiempos de la inoculación con el producto de Pfizer y se está avanzando en la calendarización de la llegada y aplicación de dosis de otras empresas.

“(…) Es muy probable que no tenga consecuencia epidemiológica, recuerden que los calendarios dependen la manera de utilizarlos en el efecto que tienen, priorizar vacunar a los adultos mayores es para reducir la mortalidad (…) No tendrá consecuencia alguna”, sostuvo.

Vacunas covid-19

Calendario por pausa de Pfizer
19 de enero: Llegarán219 mil 350 dosis25 de enero: No llegan vacunas

2 de febrero: No llegan vacunas

9 de febrero: No llegan vacunas

15 de febrero: Llega envío estipulado más las vacunas que no se entregaron en tres semanas.

Sin embargo, detalló que podría retrasarse la aplicación de vacunas en el sector salud, que implicaría las dos dosis, podría no terminar el 31 de enero como estaba estipulado, ya que el siguiente embarque llegaría hasta el 15 de febrero, por lo que adelantó que el gobierno de México planteó a Pfizer la posibilidad de que se envíen vacunas antes de la fecha estipulada.

“Ya sabíamos que se podía diferir hasta 28 días (la segunda dosis), con sólo ganar esos 28 días en vez de tener los 21 días, ya tenemos un número importante de trabajadores de la salud que puede no tocarles el 21 sino el 28”, comentó.

López-Gatell adelantó que mañana presentará el plan de vacunación en el que se agregarán las dosis de CanSino y la rusa Sputnik V, con la que dijo, no sólo se subsanará el retraso de Pfizer, sino que se amplificará el programa.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta