Dos hombres fueron ejecutados este sábado en el municipio conurbado de Arrazola, Xoxocotlán.  Los cadáveres se encontraba tirados en un recodo del camino que conduce a ese poblado, famoso por la elaboración de alebrijes.
Aclarando el Alba, un automovilista vio dos cuerpos en el piso de tierra, fuera de la carretera, por lo que se le hizo raro que, en medio del frío, durmieran.
Al bajarse, notó que había sangre, lo que supuso que estaban muertos. Utilizo su celular para avisar a la policía.
Los cuerpos, uno de ellos maniatado de las manos y pies, tenían impactos de arma de fuego en la cabeza. Se destaca que uno de los cadáveres tenía un narco mensaje clavado con un desarmador en uno de los costados
Uno de los ejecutados tendría aproximadamente 40 años de edad, de barba, sudadera azul, pantalón cafe y zapatos negros.
El otro tenía puesta una camisa de mezclilla azul, pantalón negro, con botas negras.
Hasta el momento de redactar la nota, los cuerpos estaban en el anfiteatro en espera de que se les realice la autopsia de ley y no habían sido identificados.
WLT/TDG
Compartir

Dejar respuesta