CIUDAD DE MÉXICO, 21JUNIO2019.- Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, y Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, durante la conferencia de prensa matutina para informar de los avances en materia del plan para disminuir la migración centroamericana. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

CIUDAD DE MÉXICO

La exoneración de las autoridades mexicanas a Salvador Cienfuegos abrió un frente entre los gobiernos de México y Estados Unidos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador respaldó ayer la decisión de la FGR de no ejercer acción penal contra el general, acusado de narco y lavado por Washington.

El titular del Ejecutivo federal calificó de fabricados los cargos contra Cienfuegos y acusó a la DEA de elaborar una investigación de manera poco profesional, con elementos sin valor probatorio.

Dijo que no informar a su gobierno sobre el caso, antes de la captura del militar en octubre pasado, puso en entredicho la calidad moral de su administración.

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, destacó que las pruebas presentadas por la DEA eran insuficientes para inculpar al extitular de la Sedena.

En tanto, el Departamento de Justicia de EU advirtió que podría reiniciar su proceso contra Cienfuegos y se reservaba el derecho de hacerlo.

A instrucción de López Obrador, la SRE hizo público el expediente de 748 páginas contra Cienfuegos que EU les envió hace meses. Esto fue criticado anoche por el Departamento de Justicia, que señaló al gobierno mexicano de violar el tratado bilateral de asistencia legal al difundir materiales confidenciales sobre Cienfuegos.

LA DEA FABRICÓ PRUEBAS, ACUSA EL PRESIDENTE

El gobierno de México secundó la decisión de la Fiscalía General de la República, de no ejercer acción penal en contra del exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, tras analizar el expediente enviado por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA).

En rueda de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que la determinación de la Fiscalía fue autónoma y será ella la que detalle cómo se estableció que el general no tuvo vínculos con narcotraficantes durante en su gestión.

«Es una decisión que toma la Fiscalía, pero que el gobierno que represento secunda, avala, respalda, porque nosotros sostenemos que debe terminarse la impunidad, la corrupción, pero también que no pueden haber represalias, venganzas, y que no se pueden inventar delitos”, aseguró.

López Obrador destacó que la averiguación en contra de Cienfuegos elaborada por la DEA no tuvo valor probatorio para la Fiscalía, y esa decisión es secundada por el gobierno mexicano.

«No procede la acusación que se le fabricó al general Cienfuegos por la agencia estadunidense encargada del combate a las drogas, por la DEA”, estableció.

Explicó que la Fiscalía llamó a declarar a Cienfuegos para interrogarlo sobre lo establecido en el expediente de la DEA y darle la oportunidad de defenderse.

Adelantó que su gobierno haría público el expediente enviado por la DEA, el cual consideró, fue elaborado de manera poco profesional.

«Pero la Fiscalía ha actuado porque se consideró de que los elementos de prueba presentados por el gobierno de Estados Unidos, en este caso la agencia que se conoce por sus siglas como DEA, no tienen ningún valor probatorio para procesar, para iniciar un juicio, en contra del general Cienfuegos”, recalcó.

«¿Por qué hicieron esta investigación así sin sustento, sin pruebas?”, se preguntó.

López Obrador insistió en que la DEA actuó de manera indebida al investigar y detener a Cienfuegos sin informar al gobierno de México, y eso puso en entredicho la calidad moral de su gobierno y de él mismo.

Dijo que hacer público el expediente elaborado por la DEA en contra de Cienfuegos puede ser jurídicamente indebido, y pidió la comprensión del actual gobierno estadunidense.

El canciller Marcelo Ebrard, destacó también que las pruebas presentadas por la DEA eran insuficientes para inculpar al exsecretario de la Defensa.

«La conclusión de lo que hizo, sus investigaciones, los elementos que proporcionó la defensa, pero sobre todo lo que proporcionó Estados Unidos, no hay manera de vincular a proceso al general Cienfuegos, es más, en México ni siquiera lo hubieran podido detener, de acuerdo a la ley vigente”, afirmó Ebrard.

EU ADVIERTE QUE PUEDE REINICIAR EL CASO

El Departamento de Justicia de Estados Unidos advirtió este viernes que podría reiniciar su proceso contra el general Salvador Cienfuegos Zepeda si México falla en procesarlo.

«Estados Unidos se reserva el derecho de recomenzar su proceso contra Cienfuegos si el gobierno de México falla en hacerlo”, dijo el portavoz Nicole Navas.

La declaración fue para el reportero Keegan Hamilton, de ViceNews, y fue reproducida por innumerables medios.

La advertencia fue emitida apenas horas después de que la Fiscalía General de México absolvió completamente de sospechas el exsecretario de la Defensa durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Cienfuegos fue arrestado en octubre por la DEA al llegar con su familia al aeropuerto de Los Ángeles.

REVELAN EXPEDIENTE DE LA DEA

Con 133 capturas de pantalla con faltas de ortografía recuperadas de un celular Blackberry, fechadas en diciembre de 2015, enero, febrero, marzo, junio, agosto y diciembre de 2016 y enero 2017, la Administración para el Control de Drogas (DEA) acusó al general del Ejército mexicano, Salvador Cienfuegos Zepeda, de ser un coconspirador y proteger a una de las células del cártel de Los Beltrán Leyva establecida en Nayarit.

En 748 páginas la DEA le dio a conocer al gobierno mexicano las conversaciones del exsecretario de la Defensa Nacional con Daniel Isaac Silva Garate, alias “H9” que, a su vez, compartía con su tío y líder de una célula del Cártel de Los Beltrán Leyva, Juan Francisco Patrón Sánchez, alias “H2”.

El documento fue subido a una liga colgada en la cuenta de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En las investigaciones realizadas por el gobierno de Estados Unidos se logró ubicar a Silva Gárate con el indicativo Samanta y Patrón Sánchez con el indicativo Spartacus en las conversaciones, donde se habla de un personaje a quien de denominan El Padrino.

Otros personajes con los sobrenombres de Chebrawnie, Iron Man, Thor, Batmán y Superman, intercambian una plática donde se lee que le darán al Padrino datos sobre Dámaso López, alias El Licenciado integrante del Cártel del Pacífico, “Vamos a darles datos del damaso, lo que tengamos, hay que empezar a recabar los datos”.

En estas pláticas se puede leer que le darán también los datos de Orson Iván Gastélum, alias el Cholo Iván, operador en su momento de Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo para que lo pudieran matar.

En otras de las conversaciones del 18 de diciembre de 2016, sobresalen los nombres de Alfredo Beltrán Leyva e Iván Archivaldo Guzmán, hijo de Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como El Chapo Guzmán, e Ismael El Mayo Zambada.

De acuerdo con las capturas de pantalla que se tienen en la investigación contra Cienfuegos Zepeda, la primera se refiere al chat, donde se lee “Buenas Noches Padre” Zepeda (supuestamente se refieren al General Cienfuegos) reclama que no han acudido a verlo en Guadalajara.

«Hijo en verdad si usted no se arrima a GDL para que lo traigan a conocerme ya no lo invitaré porque ya son muchos pretextos yo lo seguiré queriendo igual pero si no ay confianza que quiere que hagamos yo boy hacer cosas muy grandes si me toca verlos a uno de los dos”, se lee.

La respuesta la da Daniel Isaac Silva Garate, alias “H9” fue que tenía el encargo de su tío Juan Francisco Patrón Sánchez, alias “H2”.

«No como cree ya saldrá mi camión no le fallare mi tío ya me mando para con usted”.

Zepeda contesta: “OK me avisa cuando llegue no se asuste yo mandare 5 camionetas o 3 para quedarme con 2 donde voy a esperar las camionetas serán negras con vidrios oscuros y con los códigos prendidos esa”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

 

Compartir

Dejar respuesta