Campos magnéticos contribuyen, junto con el súper viento galáctico, a la expulsión de material de Messier 82, lo que se conoce como galaxia de explosión estelar con una forma alargada.

Este material se transporta como si fuera una autopista estelar, así lo reveló una investigación de la American Astronomical Society.

El Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja de la NASA ha permitido explicar la manera en que el polvo y el gas se mueven al interior de las galaxias hacia el espacio intergaláctico, proporcionando información que permite conocer cómo se formaron las galaxias.

Este material se complementa con elementos como el carbono y oxígeno que sustentan la vida y son los componentes básicos de galaxias y estrellas.

El Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja, un proyecto conjunto de la NASA y el Centro Aeroespecial Alemán, DLR, estudiaron por primera vez la dirección de los campos magnéticos cerca del núcleo de Messier 82, así se le conoce a la galaxia del Cigarro, como se le apoda.

El equipo utilizó herramientas que se han utilizado para estudiar la física del Sistema Solar, conocida como heliofísica, permite entender la fuerza del campo magnético que rodea a la galaxia con una distancia 10 veces mayor.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

 

Compartir

Dejar respuesta