Francisco RAMÍREZ 

 

Mientras en el Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso” el secretario general de la Subsección 07 de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Alberto Vásquez San Germán califica como “desordenada” la aplicación de la vacuna contra el Covid-19; en el Hospital de Especialidades la secretaria de la Sección 96, Laura Sánchez Chávez, responsabilizan a la directora del mismo, Alba Vásquez Palacios, del desaseo con que se maneja este proceso de vacunación. 

Al respecto Vásquez San Germán comentó que desde el pasado miércoles se lleva a cabo el proceso de vacunación, así como también las autoridades tuvieron a bien enviar un número importante de vacunas a la unidad hospitalaria, con lo cual se pudo llevar a cabo, con todos los trabajadores del hospital, la primera etapa de inmunización. 

De igual manera descartó que este proceso haya generado conato de violencia en el nosocomio luego que el director abrió la convocatoria para otorgar 300 dosis de excedentes que tuvieron. 

“No tenemos reporte de conato de violencia, el proceso que se llevó a cabo al interior del hospital y se realizó en estricto orden. 

Así mismo explicó que primeros en ser vacunados fueron los que están en la línea roja, posteriormente los otros grupos que involucró a ginecólogos, pediatras y anestesiólogos, después todos los especialistas. 

En este sentido comentó: “hoy no sabemos sí un paciente es un portado asintomático o portador, no sólo de Covid-19, sino de alguna otra enfermedad, y como el hospital es un “hospital híbrido”, mixto, seguimos brindando atención en lo general”. 

El dirigente sindical dijo que éste fue el objetivo por el que se vacunó a todo el personal, “personal importantísimo de la unidad#, enfermería, camilleros, rayos X, laboratorio, trabajo social, recepcionistas. “Todos los trabajos que agrupan la unidad”. 

Son en total trabajadores activos e inactivos en Hospital Civil, “como mil 450 trabajadores”, de acuerdo con Vásquez San Germán y las dosis recibidas fueron mil 700 vacunas. 

También descartó que la aplicación de la vacuna se haga con un tinte político y lo que se generó la noche del viernes en el Hospital “Dr. Aurelio Valdivieso” fue “una mala planeación”. 

“No hicieron los cálculos básicos, porque si sabemos cuántos trabajadores tenemos, sabemos cuántos están en confinamiento, que también se les convocó, así  como cuántos servicios, como intendencia y seguridad, debieron haber sumado y hacer  una resta común para saber el número de vacunas que iban a quedar disponibles y así organizarse y llamar anticipadamente y de manera organizada a unidades que no fueron cubiertas como el hospital  de San Pablo Huixtepec, el Hospital Psiquiátrico y otros de la capital que no fueron atendido. Creo, lo que faltó fue una buena organización” 

Por separado, la Secretaria de la Sección 96 del Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca (HRAEO), Laura Sánchez Chávez, responsabilizaron a la directora del nosocomio por las malas decisiones tomadas para la aplicación de la vacuna entre los trabajadores. 

Indicó que es poco el personal que no fue vacunado, “lo que hace ruido”, dijo son las vacunas que fueron donadas a otros hospitales como San Pablo Huixtepec, donde se atienden pacientes Covid-19, pero son pocos, y que fueron administradas a jubilados o personas que no entran en los criterios de la vacunación.   

 La ocupación actual de enfermos, en el Hospital de Especialidades, es de 40 pacientes internados, y varia diariamente.

 


Compartir

Dejar respuesta