Con la pandemia, en Oaxaca las ventas de pescados y mariscos registran una caída de más del 50 por ciento, reportaron este fin de semana comerciantes del mercado de Abasto.
Asimismo, indicaron que los precios de los pescados y mariscos no han aumentado desde el año pasado, las ventas cayeron más de un 50 por ciento.
Vendedoras del mercado de Abasto dijeron que, al reducirse la movilidad de las personas, también son menos quienes acuden semanalmente a buscar pescados y mariscos frescos.
Comentan que las familias pueden encontrar pescados de hasta 60 pesos el kilogramo, como las mojarras, sin embargo, las ventas no han repuntado.
Y es que precios de productos como el Huachinango se comercializan hasta en 90 pesos el kilogramo; la lisa llega a costar hasta 50 pesos el kilo.
El Pargo, cuyo costo en ocasiones ha superado los 200 pesos, se encuentra hasta en 130 pesos el kilo.
El cazón cuyo costo no bajaba de los 160 pesos, se vende hasta en 100 pesos.
El pez sierra, para ceviche, se encuentra hasta en 120 pesos el kilogramo.
Los comerciantes de mariscos también ofrecen jaibas en menos de 100 pesos el kilogramo y camarones, de acuerdo, al tamaño, en precios que oscilan entre los 120 y 250 pesos por kilogramo.

Compartir

Dejar respuesta