La Universidad del Istmo (UNISTMO), dependiente del gobierno del estado, ha fijado su postura en torno a la denuncia de una de sus catedráticas, al precisar que el rector de la institución, Modesto Seara Vásquez, ha acatado todas las disposiciones para que en esa institución, y todas las universidades que conforman el sistema, cumplan con la normativa del gobierno, tanto estatal como federal, de “Cero Tolerancia a la Violencia contra las Mujeres”.

En un documento firmado por catedráticos, señala que ante la campaña mediática de la Dra. Virginia Ilescas Vela, el sistema de universidades aclara que se trata de provocar una confrontación entre el gobierno del Estado y el Sistema de Universidades del Estado de Oaxaca (SUNEO).

En este sentido, la institución de nivel superior reiteró que la UNISTMO sólo conoció del caso de una alumna denunciando en el mes de junio de 2019 por hostigamiento sexual a un profesor, el cual la propia estudiante no quiso formalizarlo ante la casa de estudios.

Sin embargo, el documento que emite la institución, después de 9 meses se decidió hacerlo del conocimiento de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, que consideran es la instancia competente para conocer de este tipo de conductas, las cuales se encuentran previstas y sancionadas en el Código Penal del Estado.

Posteriormente, en forma interna, en marzo de 2020, se tuvo conocimiento de denuncias en contra de otros profesores, entre ellos Héctor Ortega Martínez, acompañante de la Dra. Virginia Ilescas en la campaña de denostación a la UNISTMO, por conductas que atentan con el compromiso del Gobernador.

Estos profesores ya fueron sancionados administrativamente, de acuerdo a la normatividad interna de la UNISTMO, y se espera el resultado de aquellas denuncias en que se haya procedido por la vía idónea, que es la penal, o bien la recomendación que emita la DDHPO para proceder en consecuencia.

Además de las mencionadas, a la fecha la UNISTMO no tiene conocimiento de que existan ese tipo de conductas que reflejen violencia en contra de las mujeres de esta casa de estudios, apuntó.

Las causas del despido de la Dra. Ilescas Vela, han quedado plenamente explicadas; sin embargo, ante los medios de comunicación sigue exhibiéndose como víctima y argumenta que su despido se debió al acompañamiento que ha hecho a las alumnas para denunciar las conductas que la UNISTMO siempre ha considerado deleznables y que, lejos de censurar el acompañamiento que pregona, se le reconoce su apoyo loable, concluye el documento.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta