Mercedes-Benz anunció su nuevo sistema de control Hyperscreen que formara parte de la línea de autos eléctricos EQS a finales del 2021 y paulatinamente en los próximos años en el resto de modelos. Hyperscreen es un sistema equipado con un CPU de ocho núcleos y 24 gigas de RAM, que busca controlar todos los aspectos del auto. Dividido en tres sectores: piloto, central y copiloto, la marca busca darle una apariencia futurista, personalizada y más experiencial.

«La Hyperscreen MBUX es tanto el cerebro como el sistema nervioso del automóvil», mencionó Sajjad Khan, miembro del Consejo de Administración de Mercedes-Benz AG y CTO. «El MBUX Hyperscreen conoce mejor al cliente de forma continua y ofrece una oferta operativa e información personalizada, antes de que el ocupante tenga que hacer clic o desplazarse a cualquier lugar».

El conductor tendrá disponible una pantalla frontal con realidad aumentada e inteligencia artificial que da la capacidad observar el entorno, la velocidad, la proximidad de objetos, rendimiento, batería, etc. y que a la vez otorga la capacidad de manejar funciones como temperatura, música, mapas. Cuenta con una cámara y un sensor de luz que permite adaptarse a las condiciones ambientales, momentos de manejo y que ayuda a que el conductor esté concentrado.

El segundo sector, la pantalla central, funciona como centro de comando y entretenimiento, muestra los mapas, música y temperatura, y cuenta con un asistente de viaje que puede contestar preguntas contextuales y del entorno, por ejemplo, información relevante sobre edificios, museos o zonas importantes de las ciudades.

La tercera sección de la pantalla contempla a un copiloto como usuario activo del auto, aquí se muestra la información básica de manejo y permite manejar las funciones de entretenimiento y evitar distracciones del conductor, incluso esta pantalla tendrá funciones de streaming de video en algunos países.

En un entorno en el que los accidentes viales son la octava causa de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la salud, y uno de sus principales componentes es el ‘conductor distraído’, Mercedes- Benz busca reducir el multitasking al tener un sistema intuitivo de conducción al privilegiar el uso del auto mediante comandos de voz del asistente virtual de Mercedes.

Por otro lado, también se considera el sistema llamado “Zero Level Menu”, en el que al eliminar la búsqueda en detalle y los botones, el usuario limita la interacción a funciones prediseñadas por el momento de manejo, sin la necesidad de sub menús. Además, el sistema aprende conforme el uso para mostrar las funciones a partir de los perfiles de los ocupantes y su manejo.

Aunque Mercedes está buscando un lugar en el liderazgo de autos eléctricos en el mundo, en México, de acuerdo al INEGI, la venta de autos este tipo de autos es dispar. Mientras que de 2016 a 2019 se vendieron 28,000 unidades de autos eléctricos e híbridos, en 2020, hasta julio de ese año sólo se había vendido 12 unidades.

Si comparamos este mercado, contra las más 760,000 unidades vehiculares vendidas en 2019, sólo el 3.4% del total de ventas de autos es eléctrico. Además el precio de los vehículos va de los 600,000 a los 3.5 millones de pesos por lo que se trata de un producto de lujo.

Esta nota se publicó originalmente en Expansión

 

Compartir

Dejar respuesta