El despliegue de la Guardia Nacional de Estados Unidos que llegará a la capital de ese país con motivo del proceso de transición y la toma de posesión del presidente electo, el demócrata Joe Biden, aumentó a 26 mil soldados, un hecho que ocurre tras la violencia desatada el 6 de enero en el Capitolio.

Precisaron que los miembros de la Guardia de los 50 estados del país, así como del Distrito de Columbia, se están desplegando en la ciudad de Washington. Los funcionarios habían informado inicialmente que se necesitarían hasta 20 mil soldados, pero dijeron que el número final aumentó debido a solicitudes adicionales de las agencias policiales locales.

Los funcionarios no estaban autorizados a dar públicamente los detalles de seguridad y hablaron bajo condición de no ser identificados.

Hasta el jueves, había aproximadamente 7 mil integrantes de la Guardia Nacional en Washington, y miles más estaban en camino. Las autoridades dijeron que en entre 3 mil y 4 mil de esos miembros estaban armados.

La duración de las misiones puede variar, pero los funcionarios del Departamento de Defensa estaban autorizados a desplegar a la Guardia Nacional hasta por 30 días, tanto para la dar seguridad en la toma de poder como para supervisar las protestas circundantes.

Los funcionarios del Pentágono aprobaron solicitudes para que algunos integrantes de la Guardia Nacional estén equipados tanto con armas largas como con pistolas, principalmente quienes estén en la zona cercana del Capitolio de Estados Unidos.

Este hecho se da ante la creciente aumento en la división del país, la cual ha tenido su punto más alto tras la llegada de los seguidores de Trump en el Congreso del país, una situación que provocó la muerte de cinco personas, entre ellas, dos policías del edificio.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta