A una semana de los disturbios en el Capitolio, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, condenó la violencia y llamó a seguir las reglas de aquel país.

«Quiero ser muy claro, y quiero condenar la violencia de la semana pasada, no tiene lugar en nuestro país ni en nuestro movimiento», expresó Donald Trump a una semana de los disturbios en el recinto legislativo.

Desde la cuenta de Twitter de la Casa Blanca y  a través de un video, Trump dijo que su movimiento defiende el mundo de las leyes: «hemos visto muchas agitación, destrozos y debe de parar», añadió.

«Nunca habrá justificación para la violencia, Estados Unidos es un país de leyes y ahora les pido a todos que piensen en sus contemporáneos para que promuevan la paz en nuestro país», añadió.

Donald Trump llamó a las agencias federales a usar sus poderes para mantener el orden, en particular en la transición del próximo 20 de enero, en la cual Joe Biden tomará protesta como presidente de Estados Unidos.

«En Washington cientos de miembros de la Guardia Nacional aseguren la ciudad para que garanticen una transición segura y sin incidentes».

Trump aseguró que se está en tiempos difíciles respecto a la libertad de expresión: «estamos en una lista negra que realmente es peligrosa».

«Quiero que se escuchen unos a otros, no se silencien, todo lo que tienen que hacer es elegir sus acciones, debemos enfocarnos en el interés de toda la nación, dando las vacunas a todos los americanos, proteger nuestra nación y que se aplique la ley».

En el final de su mensaje, y a una semana de dejar la Casa Blanca, hizo un llamado a la unidad de todos los estadunidenses.

Su pronunciamiento coincide con la aprobación de  la Cámara de Representantes respecto a abrir un proceso de juicio político en su contra por los disturbios de la semana pasada en el Capitolio.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta