La Presidencia de la República aseguró a la Unidad Técnica de lo Contencioso del Instituto Nacional Electoral (INE) que no realiza ningún pago a los asistentes de las conferencias mañaneras por las preguntas que realizan al presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de los partidos de oposición.

Funcionarios electorales confirmaron a MILENIO que como parte de las denuncias presentadas en contra de las expresiones que el Presidente hizo en la conferencia del 23 de diciembre donde volvió a criticar la alianza PRI-PAN-PRD a pregunta expresa del representante del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, enviaron un par de requerimientos a la Presidencia de la República.

Señalaron que por instrucción de la ponencia del magistrado de la Sala Regional Especializada, Luis Espíndola, se hizo la consulta sobre si existía un pago a estos reporteros, luego de que la queja interpuesta por el PRD así lo insinúe.

MILENIO confirmó que la respuesta textual del gobierno federal esta tarde, fue que “no existe vínculo o contrato con los periodistas y muchos menos retribución o pago” para quienes acuden a las conferencias de prensa.

El oficio enviado por la Unidad Técnica de lo Contencioso del INE incluye varios cuestionamientos como si la Presidente “tiene algún vínculo, contrato, encargo o entrega de alguna prestación a periodistas o medios de comunicación a los que representan en las conferencias mañaneras” y pide que indique “si la Presidencia realizó algún pago o prestación a los periodistas que participaron y efectuaron las preguntas al Presidente en la conferencia de prensa, y cuál fue el concepto de pago”.

A lo que la Presidencia respondió en general que no tiene ningún vínculo ni contrato con quienes asisten a las mañaneras y mucho menos, ofrece pago alguno por sus participaciones.

En la conferencia del 23 de diciembre, el representante del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano cuestionó al Presidente sobre las más recientes declaraciones de los líderes de la alianza PRI-PAN-PRD, a lo que López Obrador argumentó que se trata del antiguo régimen.

Y tuvo una intervención directa en las elecciones al señalar que “lo demás es secundario, quién gana una gubernatura, quién gana los ayuntamientos, quién tiene mayoría en los congresos locales. Lo que les importa -además, ellos mismos lo han expresado- es que no tengamos -quienes apoyan al gobierno, quienes están llevando a cabo la transformación- que no tengamos una representación mayoritaria en la Cámara de Diputados.

“Va a ser una elección interesantísima, porque la gente va a decidir. ¿Qué quieren?, ¿más de lo mismo o retrocesos, o quieren que sigamos adelante?”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta