Marcas internacionales famosas en diseño de ropa, siguen copiando alevosamente prendas diseñadas por manos indígenas oaxaqueñas. En 2015, la marca francesa Isabel Marant lanzó una blusa plagiada a las artesanas de Santa María Tlahuitoltepec. En esta ocasión hace lo mismo la marca australiana de ropa Zimmermann.

En Twitter y Facebook se han publicado una gran cantidad de comentarios negativos en torno a un vestido en específico que forma parte de la colección Resort 2021 de esta empresa, la cual se fundó en 1991 por las hermanas Nicky y Simone Zimmerman en Sidney, Australia.

«Esta icónica marca australiana se ha mantenido fiel a su visión original: feminidad sofisticada, pasión por los detalles y amor por el color y la impresión», aseguran las hermanas en su página oficial.

El minivestido de lino, con mangas volantes, bordado en punto de cruz, con adornos de cinta y cinturón tejido extraíble con borlas, tiene similitudes a los huipiles tradiciones de Huautla de Jiménez y Jalapa de Díaz.

El costo del vestido de Zimmermann es de 850 dólares estadunidenses, lo que equivale a 16 mil 830 pesos mexicanos.

Deja de robar diseños de pueblos indígenas. ¡No eres original!» y «Al menos deberían darles los créditos y especificar de dónde sacaron el diseño» son algunas críticas que ha generado el vestido de la marca australiana.

«Me encontré con la nueva colección de Zimmermann y veo que se robaron los diseños de los artesanos de Huautla de Jiménez, Oaxaca. Una vez más una marca usa los diseños de nuestras comunidades indígenas sin darles crédito y mucho menos regalías. “Ya basta», escribió Danila Sandoval, una tuitera nacida en dicho estado.

Es de señalar que en el caso de Tlahuitoltepec, cuando la comunidad hizo la denuncia, se dieron cuenta de que no sólo esta empresa los había plagiado. También la empresa Antik Batik lo hacía desde 2010 que portan mujeres de diversas etnias, sin otorgarles el crédito respectivo.

 

Con información de Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta