Luego de la suspensión definitiva de Donald Trump de Twitter, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, decidió abrir su cuenta en la red social Telegram e invitó a sus seguidores a conectarse con él por ese medio.

«Inscríbanse en mi canal oficial en Telegram», pidió el líder de la ultraderecha brasileña en un mensaje que publicó este martes en su cuenta en Twitter junto con un enlace que permite el acceso directo al «Canal Oficial del Presidente de la República de Brasil» en Telegram.

Bolsonaro tenía una cuenta activa en Telegram que utilizaba desde 2017, antes de asumir la Presidencia en enero de 2019, pero dejó de usarla esta semana al crear el pasado viernes una nueva cuenta en esta red social.

El mandatario aclaró que mantendrá la antigua cuenta activa, pese a que ya no la seguirá usando para sus publicaciones, para que los seguidores puedan ver los antiguos mensajes.

Pese a que sólo creó su nueva cuenta en Telegram el pasado viernes, al final de la tarde de este martes ya contaba con cerca de 55 mil seguidores, frente a los 6.6 millones de internautas que lo siguen en Twitter.

Bolsonaro es un defensor de la comunicación directa con electores y ciudadanos por las redes sociales, que le ayudaron a ser elegido presidente en octubre de 2018 pese a que al comienzo de la campaña su victoria era considerada inviable.

La decisión del capitán de la reserva de promover su cuenta en Telegram se produce después del veto de Twitter, Facebook e Instagram a las publicaciones de Trump, que fue acusado de usar las redes sociales para incentivar la violencia y de haber promovido el asalto al Capitolio de Estados Unidos.

El traslado también se produjo en momentos en que la plataforma de mensajería WhatsApp viene recibiendo críticas por una nueva política de privacidad que permite que los datos de sus usuarios sean aprovechados comercialmente por Facebook, su controlador.

La decisión provocó un traslado de usuarios de WhatsApp a Telegram que permitió que la plataforma rusa ganara 25 millones de nuevas cuentas en los últimos cuatro días y superara la marca de 500 millones de usuarios.

La decisión de Bolsonaro de promover su cuenta en Telegram también se produce luego de que diferentes servidores decidieran suspender el servicio de Parler, una red social que era usada por los grupos ultraconservadores en todo el mundo, principalmente los seguidores de Trump.

El jefe de Estado llegó a pedir el pasado sábado a sus seguidores en Instagram que abrieran cuentas en Parler, antes de que esta plataforma quedara bloqueada.

El veto de Twitter a Trump generó las críticas de los «bolsonaristas» en Brasil, varios de los cuales pasaron a usar la fotografía del presidente estadounidense en sus perfiles en esta red social, entre los cuales uno de los hijos del jefe de Estado brasileño, el diputado Eduardo Bolsonaro, que es presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja.

El propio presidente brasileño se quejó del veto y lo consideró como un precedente peligroso. «En Estados Unidos bloquearon a Trump en las redes sociales. Es decir que hasta a un presidente electo, a un presidente aún en ejercicio, le pueden bloquear los medios para comunicarse», afirmó.

De acuerdo con diferentes comentaristas, Bolsonaro puede ser víctima de un veto similar debido a las acusaciones de que usa las redes sociales para difundir noticias falsas, lo que puede perjudicar sus aspiraciones electorales en caso de que decida aspirar a la reelección en 2022.

La migración desde WhatsApp hasta Telegram de usuarios brasileños identificados como militantes de derecha tomó fuerza en los últimos días e incluyó hasta los ministros de Relaciones Exteriores,Ernesto Araújo, y de Medio Ambiente, Ricardo Salles, así como a los diputados Bibo Nunes y Bia Kicis, y a varios políticos «bolsonaristas». ​

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta