Luego de que ayer participara en la activación “Cacerolazo”, parte del movimiento #abrimosomorimos, el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) clausuró una unidad de Sonora Grill en la alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

“A las 22:05 horas, cuando ya estábamos cerrados, personal de la Alcaldía Miguel Hidalgo y del INVEA, acudieron a solicitarnos documentos que según dijeron, son necesarios para tener a la mano en cualquier restaurante sin importar la hora. Presentamos TODOS los documentos requeridos, inclusive una licencia en copia que ellos nos exigieron en original y por ello, vino la sanción con la que sellaron toda nuestra fachada”, señaló la compañía en un comunicado.

La empresa lamentó que existan estos protocolos de cierre de establecimientos en instalaciones, en las que dijo, se preocupan por las medidas de inocuidad ante la emergencia sanitaria y que da empleo directo a más de 110 familias y 100 de manera indirecta.

“En contraste, existen diferentes espacios en la misma alcaldía con ambulantes sin ninguna protección ni cuidado, en donde se acumula gente con el riesgo de proliferar los contagios y que no tienen sanción ni supervisión absoluta, como ejemplo está el tianguis del parque Lincoln”, afirmó.

La empresa señaló que están ante un piso desigual para las empresas del país y que existe una falta de razonabilidad en los procedimientos que se siguen, así como una nula estrategia de fondo para contribuir a eliminar los contagios y protección de la economía.

“En Sonora Grill Group buscamos cuidar todos los protocolos, no somos una fuente de contagio y hemos contribuido en lo que las autoridades nos han pedido desde el primer día de esta pandemia, pero hoy nos encontramos en un momento límite para la industria restaurantera de este país y solicitamos nos escuchen para crear mejores caminos para todos”, finalizó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta